La cantidad de aspirantes relega algunos temas de los debate presidenciales

  Actualidad

La cantidad de aspirantes relega algunos temas de los debate presidenciales

A las 20:00 de hoy iniciará la segunda y última parte del careo presidencial organizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil y la Universidad Espíritu Santo.

DEBATE UESS CANDIDATO (32944529)
La primera parte del debate presidencial organizado por la Cámara de Comercio de Guayaquil y la Universidad Espíritu Santo reunió a siete candidatos.Miguel Canales / EXPRESO

En el tintero. Los aspectos bajo la competencia de un futuro primer mandatario son diversos. Desde economía, pasando por seguridad ciudadana, derechos humanos, educación, salud, hasta política exterior. Hablar de todos estos temas y otros en un debate presidencial es complicado, más aún cuando hay 16 aspirantes a ocupar dicho cargo.

Carondelet

Un ping-pong con los candidatos a Carondelet

Leer más

Los dos debates presidenciales coincidieron en abordar tres temas en común (ver apoyos), dejando de lado otros (unos con un grado mayor de polémica que otros), como la educación en todos sus niveles, la violencia contra la mujer, la despenalización del aborto en caso de violación, la legalización de drogas con fines recreativos, la derogatoria o no de la Ley de Comunicación, la situación de los migrantes ecuatorianos, la posición frente al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela, o la movilización de ciudadanos de ese país por la región. La lista es larga.

El director de proyectos de la Fundación Ciudadanía y Desarrollo, Marcelo Espinel, considera que en un espacio en el que se trata de buscar la participación de todos los candidatos, es “difícil” abordar temas que son específicos. “Hay que tratar de abordar estos temas en otros espacios, como entrevistas en medios de comunicación por ejemplo, para que el ciudadano pueda tener un voto informado y, tal vez, insistir en que lo que vemos no son debates sino foros de exposición de propuestas”, comentó el experto.

En esa línea, EXPRESO, en su cometido de promover un voto informado, publicó el pasado 3 de enero un cuestionario a los candidatos presidenciales, en el que se les consultó sobre algunos temas como el aborto, el porte de armas, su postura frente al régimen venezolano, entre otros.

Para el consultor político Camilo Severino, frente a una crisis económica y sanitaria, empujar a los candidatos a hablar de otros temas por fuera de las necesidades urgentes de los votantes “se vuelve un lujo”. “La discusión de la ciudadanía está en la subsistencia. Hablarle de otros temas no conectará ni provocará la decisión del voto... En un debate, en poco tiempo se tiene que impactar y llegar al votante con temas de su interés. Demostrar su capacidad y liderazgo para superar las necesidades del país”.