El canotaje pide celeridad

  Actualidad

El canotaje pide celeridad

La Tricolor usa aún matorrales como vestidores y sin seguridad. Existieron promesas incumplidas. Ahora hay un nuevo proyecto.

Medición. Ernesto Rojas, entrenó ayer en la Espol, uno de los pocos sitios en la ciudad donde se puede sacar marcas exactas. Las prácticas son de 07:00 a 10:00, luego a las 15:00.

Son las 09:00 y Maili Angulo, integrante de la selección ecuatoriana de canotaje, termina su jornada matutina de entrenamientos en el lago de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), en La Prosperina. Para poderse sacar la ropa mojada no tiene vestidores. Unos ramales secos hacen las veces de vestíbulo... Los hombres la tienen un poco más fácil, aunque igual de incómodo: se echan una toalla encima y listo. Es esa la realidad que actualmente viven los representantes nacionales que han acudido a Copas Mundo, sudamericanos o panamericanos.

Incomodidades en los entrenamientos y el robo de varias cosas que guardan en el lugar son las constantes que vienen padeciendo hace aproximadamente seis años los deportistas de alto rendimiento. Los responsables, según dice Sebastián De Cesare, entrenador del equipo nacional, no es la Espol que “tiene a bien permitir entrenar en ese espacio”, sino de las autoridades que hace dos semanas parecen haber escuchado el clamor. La Secretaría del Deporte les aprobó el proyecto para adecuar contenedores móviles y varios cambios para suplir sus necesidades. Mientras eso sucede, el lunes pasado volvieron a sufrir el robo de unos parasoles que dejaron entre las embarcaciones, luego de una actividad del fin de semana de las escuelas de canotaje; de ahí que piden celeridad en aprobar el presupuesto para empezar los trabajos.

“Todos los días se nos roban algo. Lo que son palas u otros implementos no se los llevan porque quizás no conocen su uso”, dice preocupado el técnico de la selección, quien recordó que hace dos años, en una administración anterior, cuando los espacios deportivos eran abarcados por la Empresa Pública se les hizo un ofrecimiento, pero no se cumplió.

Explica que el plan de ahora consiste en comprar 3 contenedores, poner las bases para apoyarlos y adecuar los mismos con todo lo que los deportistas necesitan como baños y racks (perchas) para guardar los botes.

Y es que en el lago de la Espol suelen quedar a la intemperie y sin protección más de 60 embarcaciones que corresponden tanto a los seleccionados nacionales como a las escuelas formativas. Solo un bote K4 tiene un costo en el mercado de casi $ 7.500, mientras que los K1 alrededor de 3.000. “Estamos hablando que cuando está toda la flota bien puede haber 80.000 dólares al aire libre que se pueden perder por no invertir 12 o 13.000 que cuesta el proyecto”, añade De Cesare.

Ernesto Rojas, seleccionado, es uno que entrena en el lugar a diario. Dice que es difícil ir al baño. Cuando se requiere orinar, hombres y mujeres, pueden hacerlo entre la maleza; sin embargo cuando no deben pedir prestado el baño de la garita de guardianía más cercana ubicada varios kilómetros.

Antes la Tri de canotaje entrenaba en un sector del Club Náutico del Salado, gracias a que la Alcaldía les dio ese espacio; sin embargo tuvieron que salir de ahí porque se iba hacer un proyecto para la ciudad; también tuvieron como opción de la escuela de remo, junto al puente Cinco de Junio, pero las mareas del lugar no permitían hacer mediciones exactas. “La mejor opción siempre fue la Espol. Se pueden tiempos reales, incluso para campeonatos mundiales”, remarca Rojas.

De Cesare remarcó que ya hubo reuniones entre la Espol, él y el presidente de la Federación Ecuatoriana de Canotaje, Isaías Bravo. Ahora falta que a esas conversaciones se sume una autoridad de la Secretaría del Deporte para que todo tenga “más peso”.

Secretaría ya trabaja en plan

Andrea Sotomayor, encargada de la Secretaría del Deporte, confirmó a EXPRESO que ya se empezó a trabajar en el proyecto de contenedores para atender las necesidades en el lugar de los entrenamientos de los canoístas que practican en la Espol. Precisó que hace dos semanas el coordinador zonal #5 de la cartera estatal, Israel Verdugo, se puso en contacto con el entrenador De Cesare y el presidente de la Federación Ecuatoriana para tratar el tema. “Estamos haciendo las gestiones con Espol y están generando reuniones esta semana y la próxima para poder dar viabilidad al proyecto”, aseguró.

El técnico de la Tricolor dijo que en julio acudieron al lugar una comisión de metodólogos para la revisión del lugar, entre ellos Jorge Paredes de la Secretaría del Deporte y Julio San Miguel del COE. “Necesitamos celeridad. Ya está por empezar la siguiente temporada”, manifestó.