Los candidatos a embajadores ya fueron funcionarios

  Actualidad

Los candidatos a embajadores ya fueron funcionarios

La Cancillería no confirmó la designación de los embajadores. Pero, dijo, que el procedimiento diplomático implica pedir el beneplácito y depende de los países anfitriones si lo aceptan o no.

De doble pasaporte, francés e inglés, el académico Guillaume Long ha ocupado varios altos cargos públicos en el gobierno de Rafael Correa. También en PAIS.

Una lista de 12 nuevos embajadores de Ecuador en el mundo espera el beneplácito de los países anfitriones.

Esos nominados, aún no oficialmente, ocuparían el principal cargo diplomático en Estados Unidos, Cuba, Guatemala, Argentina, Chile, España, la Santa Sede, Ginebra, Catar y Australia.

La Cancillería no confirmó la designación de los embajadores. Pero, dijo, que el procedimiento diplomático implica pedir el beneplácito y depende de los países anfitriones si lo aceptan o no.

Entre esos “nuevos rostros” seleccionados por el Gobierno, la mayoría ya se estrenó como alto funcionario en el régimen de Rafael Correa.

Por ejemplo, entre los nombres ‘reciclados’ están el exsecretario de la Presidencia, Alexis Mera, que iría a la embajada ecuatoriana en suelo estadounidense. O María Augusta Calle, exasambleísta de PAIS, sería la embajadora en Cuba.

También el exministro de Relaciones Exteriores y Movilidad, Guillaume Long, estaría destinado a las Naciones Unidas (ONU) en Ginebra. Allí vivió el primer mandatario, Lenín Moreno, como Enviado Especial de la ONU para las Discapacidades.

Diego Aulestia, exministro de Vivienda y de Comercio Exterior, está designado a esa ciudad europea, pero a la Organización Mundial de Comercio (OMC).

En esa lista no oficial, además, está Ivonne Baki, exembajadora y exjefa negociadora de la Iniciativa Yasuní ITT. Ella sería la titular en las oficinas diplomáticas de Catar, en Medio Oriente. Baki fue una de las celebridades invitadas a la investidura del presidente estadounidense, Donald Trump.

También es parte de esa nómina Sandra Naranjo, exsecretaria nacional de Planificación y Desarrollo y exvicepresidenta de la República encargada, para Australia; y Homero Arellano a Chile. Él es exministro de Seguridad y exembajador en ese país. Homero renunció a ese cargo en 2016 para unirse a la campaña electoral de Moreno.

Entre los rostros que no están relacionados con la administración pública están: Cristóbal Roldán Cobo, ganadero y taurino. Él ocuparía la embajada de Ecuador en España.

La mínima parte es de carrera

La Ley Orgánica del Servicio Exterior establece una cuota política del 20 por ciento para nombramientos diplomáticos.

Sin embargo, el expresidente Rafael Correa “rompió con esa norma y designó a quien quería para ocupar las embajadas de Ecuador en el mundo”, dijo el exembajador Abelardo Posso. Según él, solo una mínima parte de los diplomáticos son de carrera, “la mayoría es improvisado” y Ecuador no puede darse ese lujo. “Es una tarea que implica conocimientos, experiencia, porque hay que negociar con la contraparte que es muy preparada”, señaló.