Actualidad

Camilo Delgado: “Astinave se prepara para competir a nivel internacional”

A pesar de ser una época complicada, Astinave se ha propuesto uno de los retos más complicados de su historia: el devolver el rol que el país tuvo hace más de 500 años como un importante exportador de embarcaciones de la región. Su plan se pondrá en ma

Nació en Cuenca en 1959. Es capitán de navío en servicio pasivo. Hace cinco años aceptó ser el gerente del mayor astillero del país. Ahora su desafío es encaminar a Astinave a la exportación.

A pesar de ser una época complicada, Astinave se ha propuesto uno de los retos más complicados de su historia: el devolver el rol que el país tuvo hace más de 500 años como un importante exportador de embarcaciones de la región. Su plan se pondrá en marcha con un primer envío a Panamá, país donde ganó una licitación.

- ¿Por qué Astinave se anima a dar este importante paso hacia la internacionalización?

- Porque desde hace cinco años venimos trabajando en mejorar nuestra capacidad de ingeniería. Hoy tenemos esa capacidad y el sistema de calidad de Astinave está siendo certificado por una casa internacional. Al llegar a este punto demostramos que estamos aptos para concursar en temas de calidad, pero también en precios y tiempo.

- ¿Qué significó competir con países de mayor trayectoria como México, Nueva Zelanda, o China?

- El cliente (La Autoridad del Canal de Panamá) verificó nuestra capacidad, el equipamiento que tenemos y constató nuestros productos. El resultado de evaluación fue: “Sí, son capaces de hacerlo”, de la mejor manera y a un costo competitivo porque se trató de una competencia.

- ¿Qué tipo de embarcaciones serán y a qué costo?

- Se llaman lanchas de prácticos, servirán para transportar a las personas que hacen las maniobras de trasladar los grandes busques del océano Pacífico al Atlántico y viceversa. Tendrán 16 metros de largo, por 5 de ancho. El costo de mercado que tiene cada una está entre 1’200.000 y 1’500.000 dólares. El reto ahora es entregarlas en un plazo de 5 meses.

- ¿Cómo ha estado la demanda local para la construcción de barcos?

- Nuestro mercado es muy pequeño y limitado, no existe mucha demanda de embarcaciones nuevas, este es uno de los factores que nos llevan a la internacionalización. Nos preparamos para en un futuro ofrecer buques de primera línea, buques de clase mundial. Pero para ello seguiremos ampliando nuestra capacidad instalada.

- Por ello sigue en pie el cambio del Astillero a Posorja.

- Sí, es un proyecto en marcha. Hoy donde estamos ya no podemos expandirnos más porque estamos rodeados por la ciudad. Nuestras instalaciones están copadas en un 95 %.

- ¿En qué tiempo se empezará a construir el nuevo astillero y qué inversión demandaría?

- Esperamos construir desde el segundo semestre del año que viene, para en tres años pasarnos allá. Para ello buscamos financistas internacionales. Estimamos que el proyecto demandará entre 200 y 250 millones de dólares. Eso es algo que esperamos finiquitarlo hasta diciembre de este año.

- ¿Cuáles son las proyecciones de producción?

- No solo pensamos en el negocio de construcción, sino de mantenimiento. Si hoy damos mantenimiento a 60 buques al año, seremos capaces de duplicar eso. Hoy por hoy tenemos un mercado que está desabastecido, para reparar barcos mucha gente busca el servicio en otros países.

- ¿Y en cuanto a construcción?

- Estimamos que tendremos una capacidad de procesar unas 2.000 toneladas de acero o aluminio al año, eso puede ser un buque o 10 o 5 buques pequeños. Estaríamos cuadruplicando nuestra capacidad de construcción.

- ¿Qué tipo de buques ha fabricado Astinave?

- En casi 80 años de vida, Astinave suma 130 embarcaciones construidas. Entre nuestra oferta están yates para el sector turístico, tanqueros para combustible, transporte de pasajeros, gabarras, remolcadores, dragas.