Actualidad

Cambios de look y apoyos externos para evitar extinción

La cancelación ronda a siete grupos políticos. La reestructuración es una alternativa. Otros piensan en refrescar la imagen que los caracteriza

RUEDA
Pleno. El Consejo Nacional Electoral alista la depuración de los partidos políticos.archivo

Una situación que obliga a autoevaluarse. Siete son las organizaciones políticas que si bien no se encuentran en la lista de cancelación del Consejo Nacional Electoral (CNE), los resultados que obtuvieron en las últimas elecciones les ubican en una situación de advertencia. Una suerte de tarjeta amarilla.

Su termómetro serán las elecciones de 2023 en las que se elegirán alcaldes, concejales, prefectos y juntas parroquiales. Todo suma para evitar entrar en un proceso de eliminación y hacia allá están apuntando desde ahora, porque aunque parece que falta mucho, en realidad el tiempo apremia.

En ese grupo se encuentra Unidad Popular (UP) que, aunque alcanzó espacios en la Asamblea Nacional por ciertas alianzas provinciales con Pachakutik, en el global no registra altos porcentajes de votación. Este partido no tuvo candidato propio a la Presidencia y apoyó a Yaku Pérez, pero esta coalición no se hizo oficial ante el CNE, a nivel nacional.

PARTIDOS-CON-TARJETA-AMARILLA
Peligro. Después de los resultados electorales del 11 de abril las organizaciones analizan su renovación.EXPRESO

Su director, Geovanni Atarihuana, está convencido que en 2023 van a ser “protagonistas”, incluso se atreve a dar números y dice que tendrán concejales en, al menos, 40 cantones del país y alcaldes suficientes para mantenerse vigentes.

“Ahora mismo estamos en un proceso de fortalecimiento, hemos resuelto iniciar una campaña masiva de afiliación a nivel nacional, buscando cuadros de mujeres y hombres que nos representen y tejiendo alianzas locales”, dijo el dirigente.

Otros van más allá. Aunque cuentan con dos legisladores en la actual Asamblea Nacional el partido Avanza empezó con la renovación de las directivas provinciales y en septiembre lo hará con la nacional. Javier Orti, uno de sus directivos, dijo que para ellos esta situación no es nueva; a las elecciones de 2019 ya llegaron con tarjeta amarilla y en aquella ocasión alcanzaron 22 alcaldías, lo que les permitió sobrevivir.

“Vamos a hacer un cambio de imagen, obviamente el nombre, el número y los colores del partido no pueden variar, pero sí haremos un refrescamiento de imagen con respecto al logotipo”, reveló Orti.

En SUMA incluso se está buscando asistencia internacional con miras a los comicios de 2023. Entre otras medidas para evitar la cancelación, esta organización política ha tenido acercamientos con la Fundación Konrad Adenauer Stiftung para que capacite a su militancia en liderazgo, porque se está apuntando a involucrar a los jóvenes.

Imagen 30 - ROBERTO RUEDA - SEGUIDORES DE NOBOA PROTESTAN EN CNE - RF_08

La depuración está plagada de recursos

Leer más

El excandidato a la presidencia, Guillermo Celi, le dijo a EXPRESO que están apoyando a las redes jóvenes de SUMA, pero también han vuelto a los recorridos territoriales para no perder vigencia en los sectores en donde tienen apoyo y, a la vez, conquistar a otro electorado con menor presencia.

En Sociedad Patriótica todavía están sacando a limpio los errores propios, pero también los factores externos que no le han permitido tener buenos resultados electorales. Para el dirigente, Gilmar Gutiérrez, la campaña de desprestigio montada por el correísmo por diez años, todavía les sigue afectado.

“También, el hecho de que el CNE no nos ha entregado por seis años el Fondo Partidario Permanente. Mientras otros partidos cuentan con esos recursos para la capacitación de sus militantes, nosotros no lo tenemos y pese a ello seguimos buscando cuadros para los comicios que se vienen”, dijo Gutiérrez a EXPRESO.

Gustavo Larrea, de Democracia Sí, tiene otro análisis y dice que las organizaciones políticas, incluida la suya, no pueden cometer el mismo error del último proceso electoral de ir segmentadas. Por eso, dijo que ya se han hecho acercamientos con agrupaciones de la tendencia de centroizquierda para unirse, lograr mejores resultados y, de paso, esquivar la eliminación.

El movimiento Amigo empezó un proceso de renovación de la directiva nacional y provinciales, en medio de un conflicto entre el excandidato a la presidencia Pedro Freile y algunos directivos de la agrupación que incluso pidieron un pronunciamiento al Tribunal Contencioso Electoral (TCE).

Renovación

PAIS se aleja del verdeflex

El movimiento Alianza PAIS también atraviesa por un proceso de renovación y refrescamiento de su imagen.

Su candidata a la presidencia, Ximena Peña, se alejó de la agrupación que cambió de sede y hasta los colores y símbolos en las redes sociales.