Actualidad

La Caleta y el desarrollo de la cocina local

‘Caleta’ es una forma de decir ‘casa’ en el argot popular de distintas regiones de Ecuador. De ahí fue que Diego Gutiérrez, chef y propietario de este restaurant, encontró el nombre para su proyecto que hoy se ha transformado en uno de los mejores representantes de la gastronomía local.

Su cocina es más que solo preparar comida: detrás de la creación de cada plato existe un arduo proceso de investigación de cada producto que se usa en su menú. Su objetivo es preservar el producto nacional y revivir las tradiciones de nuestra tierra a través de la exploración de la cultura gastronómica ancestral.

Se trata de usar los productos sin desperdicio, aprovechando al 100% todo lo que se cocina para el desarrollo de una cocina sustentable; usando solo productos locales y de temporada para la preparación de sus platos.

Gutiérrez llegó a la realización de esta idea después de haber explorado todas las regiones del país y haberse inspirado en lo que le maravillaba de cada descubrimiento.

Así pudo entender por qué se cocina lo que se cocina y por qué se lo hace de la forma en que se lo hace.

Explorar los sabores de cada ingrediente de los platos de las diferentes regiones del país le ha permitido empezar a recrear nuestras tradiciones culinarias desde su punto de vista, siempre intentando mejorar el plato pero siéndole fiel a la esencia de nuestra historia. Diego es un apasionado por crear, nunca para de pensar en qué cocinar luego.

La Caleta nos recalca la importancia de regresar a nuestros orígenes, de aprovechar la biodiversidad de nuestra tierra para crear, innovar y competir en un mercado que en los últimos años está avanzando a pasos muy grandes en nuestro país gracias a propuestas como esta, en donde se resalta el uso inteligente y razonable de sus recursos alimenticios a través del manejo apropiado y sobre todo consciente de los alimentos. Todo esto ayuda desde la pequeña hasta la gran empresa a crecer y al mismo tiempo a que la gastronomía local aumente su nivel.

Sus platos pueden parecer complejos por su proceso de creación, pero entenderlos es lo que hace la experiencia aún más interesante. Para esto cuentan con personal capacitado que además de explicarte la creación de cada plato, harán lo que esté a su alcance para que mientras estés con ellos, te sientas como en casa.

Comer en La Caleta le dará mucha satisfacción a tus papilas gustativas: cada menú tiene un sentimiento y cada plato cuenta una historia, es como viajar en el tiempo y espacio en cada bocado que das.

Para el chef, los premios no son importantes, sino el reconocimiento de sus comensales, saber que han cumplido las expectativas de todos los visitantes y que han vivido una experiencia que les haya permitido conocer más de nuestro país; que se lleven una idea clara de donde venimos y lo que somos, para así aprender a valorar nuestra riqueza cultural y tradiciones y conservar siempre nuestra identidad.

Esencialmente eso es La Caleta: comida con identidad. Es la nueva cocina ecuatoriana.

Ver esta publicación en Instagram

Cocina / Producto. @lacaletaec #lacaletaec #newecuadoriancuisine

Una publicación compartida por La Caleta Ecuador (@lacaletaec) el

html