Britanicos protestan en contra del brexit

  Actualidad

Britanicos protestan en contra del brexit

Una “marcha por Europa” reunió ayer en Londres, Birmingham, Oxford y Edimburgo a varios miles de personas que reclamaron el mantenimiento, a pesar del brexit, de unas relaciones estrechas entre Reino Unido y la Unión Europea (UE).

Londres. Según los manifestantes, la mayoría de británicos piensan que abandonar la UE es una mala decisión.

Una “marcha por Europa” reunió ayer en Londres, Birmingham, Oxford y Edimburgo a varios miles de personas que reclamaron el mantenimiento, a pesar del brexit, de unas relaciones estrechas entre Reino Unido y la Unión Europea (UE).

En Londres, unos 2.000 manifestantes salieron ayer por la mañana desde Hyde Park y desfilaron hasta el Parlamento de Westminster, portando banderas europeas y entonando lemas como “Stop al brexit” o “Necesitamos a la UE”.

“La mitad del país piensa que abandonar la Unión Europea es una mala decisión. No queremos irnos de la UE, esto va contra el curso de la historia”, declaró David Hillman, de 42 años, refiriéndose al referéndum del 23 de junio en el que el 52% de los británicos votaron por dejar el bloque.

“De hecho, la mayoría de nosotros no se llegan a creer que esta (salida de la UE) pueda suceder”, agregó Hillman, responsable de una asociación de lucha contra la pobreza.

Entre los manifestantes se encontraba el actor y humorista Eddie Izzard, que durante la campaña intervino en actos con estudiantes para convencerlos de votar contra una salida de la UE.

“Seguimos luchando”, declaró. “Theresa May (primera ministra británica, conservadora) dice que ‘brexit significa brexit’. ¿Pero qué significa el brexit? Ella no sabe nada”.

En la manifestación, miles de personas marcharon desde Hyde Park hasta el Palacio de Westminster, sede del Parlamento, y desplegaron banderas azules del bloque europeo.

Las manifestaciones se produjeron dos días antes de que se debata en el Parlamento una petición en línea que reclama la celebración de un segundo referéndum, un texto que recabó cuatro millones de firmas.

Sin embargo, May ya advirtió que “no habría un segundo referéndum” y que pondrá en marcha el brexit, pese a haber defendido la permanencia en la UE antes del proceso.

May dijo, antes de viajar a China a la cumbre del G20, que el Reino Unido será un “líder global” del comercio libre una vez concretado el brexit.