Borrero promovió sin éxito a Esteban Ortiz para el Ministerio de Salud

  Actualidad

Borrero promovió sin éxito a Esteban Ortiz para el Ministerio de Salud

Esta es la segunda vez que suena el nombre de Ortiz para un alto cargo. Antes, el entonces alcalde Jorge Yunda lo llamó para que ocupe la Secretaría Municipal de Salud de Quito

Esteban_Ortiz(4)
Candidato. El médico de 44 años, Estaban Ortiz, era uno de los nombres que sonaban para el Ministerio de Salud.Internet

Era el 25 de junio de 2019. Gobernaba Lenín Moreno y en esos días se buscaba a quién poner en el Ministerio de Salud Pública en reemplazo de Verónica Espinosa.

Uno de los nombres que sonó fue el de Alfredo Borrero.

Inmediatamente comenzaron las críticas en redes sociales en contra de Borrero. Uno de los que defendió y dedicó varios mensajes de apoyo a Borrero fue el médico Esteban Ortiz, profesor de la Universidad de la Américas e investigador. “Lo digo con conocimiento de causa, no defiendo cucos ni trolles, defiendo a personas por convicción. Independientemente de cómo piensen, si alguien ha demostrado ser buena persona y ser honesto es el Dr. Borrero, más que un colega, un amigo y un maestro”, escribió hace tres años.

Hoy, el vicepresidente Borrero, un médico con 40 años de experiencia y exdecano de la Facultad de Medicina de la Universidad de la Américas, ha podido honrar esa amistad.

Para el reemplazo de la exministra de Salud, Xime Garzón, promovió a Ortiz, quien en sus propias palabras se ha definido como “socialdemócrata y progresista, pero, ante todo, salubrista”.

Horas antes de que el presidente Guillermo Lasso posesionara a los nuevos ministros, el nombre de Ortiz comenzó a sonar. Y una ola de críticas se desató por haber borrado tuits en los que adulaba, hace 10 años atrás, a Rafael Correa. Otras críticas fueron por su activismo a favor del aborto, por sus calificativos en contra de las personas que, en el ejercicio de su libertad, no han querido vacunarse contra el coronavirus, a quienes ha calidicado de “antivacunas”, “inhumanos”, “bobos”, etc. Incluso desde el propio gremio de la salud hubo fuertes reparos por la candidatura de Ortiz.

Lasso- gabinete- Arosemena

La renovación debe ir de la mano de la voluntad política

Leer más

En medio de esta maraña de críticas y minutos antes de la posesión de los ministros, Ortiz aclaró la situación.

“En estos días han existido acercamientos y algunas reuniones sobre la ‘posibilidad’ de apoyar en el Ministerio de Salud, sin embargo la visión que yo pueda tener sobre la salud pública o mi formación académica como médico, investigador y salubrista no es la que actualmente el Sr. presidente considere afín y respetamos su postura. Agradezco de corazón el voto de confianza del doc Alfredo Borrero”.

Esta es la segunda vez que suena el nombre de Ortiz para un alto cargo público. El entonces alcalde Jorge Yunda lo llamó para que ocupe el cargo de Secretario Municipal de Salud de Quito. En ese entonces, Ortiz rechazó el cargo.

Yo no pertenezco a ningún partido político, ni apoyo a ningún movimiento. Les dejo mi perfil académico y mis cuentas de Tik Tok e Instagram por si quieren encontrar a una persona auténtica y no a un político que tal vez buscaban encontrar”, indicó Ortiz. 

Así como hubo críticas, una ola de comentarios a su favor llenaron las redes sociales. Incluso el candidato para la Alcaldía de Quito por el correísmo, Pabel Muñoz, le expresó su apoyo. “Respetable posición Esteban, tanto la personal como la profesional. Mi reconocimiento por ello. Una pena que contigo también pretendan "premiar" y peor aún "penalizar" tus opiniones. Atentos saludos”.}

Ortiz, finalmente, dijo que seguirá "pomoviendo la salud, la prevención y la promoción, el progreso, las libertades, los derechos de las mujeres y las niñas, de los migrantes y de los indígenas, desde donde siempre lo he hecho: la academia".

El gobierno todavía está en búsqueda de un titular para el Ministerio de Salud. En esta cartera, lo urgente es solucionar el desabastecimiento de medicamentos y erradicar las mafias de la venta de fármacos que se han dedicado a estorbar procesos de contratación como la subasta inversa corporativa, en donde el Estado tuvo un verdadero ahorro del 48 %. La oferta por los medicamentos comenzó en $ 273 millones y, tras una puja a la baja, terminó en $ 153 millones. Las mafias buscan que el gobierno compre medicina a altos precios, ya que el promedio de ahorro en anteriores compras ha sido del 3 %.