Actualidad

La bondad navidena, en duda por cifras de delitos

En Guayaquil, el espíritu navideño se mezcla con el temor a la delincuencia, que en el mes de diciembre tiende al crecimiento.

Estadísticas. A nivel nacional, en diciembre de 2014 y 2015 las denuncias de robos a personas aumentaron: hubo 2.777 y 2.806 reportes, respectivamente.

En Guayaquil, el espíritu navideño se mezcla con el temor a la delincuencia, que en el mes de diciembre tiende al crecimiento. Aunque es un tiempo en que la bondad de las personas sale a flote, la realidad en las calles es otra.

Así lo revelan cada año las estadísticas. Por ejemplo, el comportamiento evolutivo de los homicidios en diciembre de 2013 fue mayor. Con 38 puntos, superó los meses de octubre y noviembre, según cifras de la Fiscalía General del Estado.

Asimismo, en 2014 y 2015 se registraron más denuncias de robo de todo tipo en Guayas.

Las personas realizan sus compras con recelo. Así lo comenta María José López, estudiante de 22 años que acude a la zona comercial de la bahía para aprovechar las ofertas. “En los locales roban billeteras sin que uno se dé cuenta”, dice.

Para el sociólogo guayaquileño Juan Francisco Ballén, el incremento de los índices de delincuencia en este mes se debe a una combinación de factores: el cobro del décimo tercer sueldo y el movimiento comercial.

“Existe una convención social en salir a comprar. Es más probable encontrar personas con dinero”, lo que incentiva a los delincuentes a actuar, señala.

Agrega que, aunque el mes de la Navidad es un tiempo en que deberían predominar los valores del catolicismo, este aspecto queda rezagado para dar paso al comercio.

“Guayaquil es peligrosa por su condición: tiene un alto grado de migración y vive del comercio. La Navidad es vista como una tradición de intercambio y genera presiones sociales”.

Con ese criterio concuerda Ronny Macías, coordinador regional del Movimiento de Vida Cristiana (MVC) en Ecuador.

Señala que hay una tendencia a desplazar las manifestaciones religiosas y culturales “a lo comercial y turístico” y que eso “nos reduce como seres humanos”. A pesar de ello, resalta que sí existe una predisposición a ser más bondadosos, por el ambiente de reconciliación que se desprende de las fiestas.

Alfredo Narváez, militante laico del Movimiento de Schoenstatt, agrega que se trata de un tiempo litúrgico “para reforzar lo que debemos vivir todo el año: la fe, la esperanza y la caridad”. Por ello, a pesar de la realidad delictiva, considera que debe haber una transformación en las personas, “a través de la unión y el perdón”.

Freddy Valencia, sacerdote de la parroquia Beata Mercedes de Jesús Molina, en Samanes 5, comparte esta postura. Para él, “a pesar de las situaciones difíciles económicas y la delincuencia, la generosidad no se acaba. Esta es una fecha de oportunidades”.

Datos

Delitos

Este mes se presentó un nuevo caso de secuestro y agresión sexual, cuando una pareja fue raptada en un taxi amarillo al salir de un centro comercial.

Campaña

Movimiento de Vida Cristiana (MVC), una asociación privada de católicos, realiza desde 1998 la campaña ‘Navidad es Jesús’ para difundir el significado cristiano de esta fiesta y realizar donaciones a familias de escasos recursos.