Actualidad

Bomberos: “La pirotecnia no es para ninos”

Sin embargo, el uso de los fuegos artificiales para despedir el año se mantiene, y con ello la preocupación de autoridades y las recomendaciones para que los artefactos explosivos se manipulen con la mayor responsabilidad posible.

Los juegos pirotécnicos deben incluir instrucciones de uso y normativas.

Cada año hay campañas de concienciación, resúmenes de quemados por pirotecnia, accidentes, o incendios. Sin embargo, el uso de los fuegos artificiales para despedir el año se mantiene, y con ello la preocupación de autoridades y las recomendaciones para que los artefactos explosivos se manipulen con la mayor responsabilidad posible.

Así lo sugiere el primer jefe del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil (BCBG), Martín Cucalón, quien prefiere que esta práctica, al igual que la de quemar monigotes, sea erradicada.

“La pirotecnia igual va a haber. Lo que podemos recomendar es que no se la den a los niños; que no usen la pirotecnia cerca de solares vacíos, cerca de árboles, cerca de las casas; que traten de hacerlo en áreas vacías, en áreas limpias; que tengan mucho cuidado con la prendida de la pirotecnia. Pero nosotros siempre mantendremos nuestra posición de no uso de explosivos y pirotecnia”, dice Cucalón.

Otra recomendación es que se adquieran productos con garantía, que ofrezcan la seguridad de que no explotarán de manera fortuita, como en algunos casos en los que se ha determinado que el material y la elaboración artesanal fueron los causantes de que los explosivos se prendieron solos y con ello ocurrieran desgracias.

En ese sentido, y para evitar que en el mercado se vendan productos artesanales y sin garantía, se realiza desde 2013 la feria de fuegos artificiales en la explanada del estadio de Barcelona.

En el sitio, según uno de los organizadores, Eduardo Azar, solo se expenden productos pirotécnicos importados legalmente al país con categoría ‘C’ (de consumo), los cuales cuentan con la autorización de las Fuerzas Armadas del Ecuador y tienen la garantía de la norma INEN.

Para Cucalón, lo más importante y en lo que recalca siempre es que estos artefactos no sean utilizados como un juego. “No se los den a los niños. No utilicen combustibles para prender la pirotecnia y si lo utilizan traten de hacerlo con el mayor cuidado y a distancias prudenciales”, concluye el bombero.