El banquillo, solo para unos cuantos

  Actualidad

El banquillo, solo para unos cuantos

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Trasladar todos los conocimientos que se adquirieron dentro de la cancha es fácil para algunas leyendas del balompié; pero para otros no. El banquillo se presenta para íconos del fútbol mundial como la oportunidad de hacer aún más grande su nombre, mientras que hay otro conglomerado, el de aquellos a los que la dirección técnica no les da buenos resultados. A puertas del debut del francés Zinedine Zidane como estratega del Real Madrid y su aspiración de multiplicar los títulos que consiguió como futbolista en el mediocampo merengue, existen antecedentes de superestrellas con la pelota que decidieron continuar su carrera como entrenadores. Al recordar casos como los de Franz Beckenbauer y Johan Cruyff, el panorama se presenta alentador para ‘Zizou’, pues los antes mencionados lograron títulos y gran reconocimiento, con lo que agigantaron su leyenda. También hay otros casos, que contrario a lo sucedido con alemán y el holandés, no tuvieron un paso feliz como adiestradores: Diego Maradona, Michel Platini y Marco Van Basten, que son los ejemplos más palpables. ‘El Pelusa’, para muchos el mejor jugador de todos los tiempos, no pudo pasar de los cuartos de final con la selección argentina en el Mundial Sudáfrica 2010 y dio que hablar por sus escándalos y polémicas. En el caso de Platini, producto de una mala experiencia en una Eurocopa con el combinado galo decidió no volver a los banquillos. A Van Basten tampoco le fue bien con Holanda. Resta esperar a qué grupo pertenecerá Zidane durante su aventura con los merengues.