Ayuno intermitente para adelgazar y rejuvenecer celulas

  Actualidad

Ayuno intermitente para adelgazar y rejuvenecer celulas

No comer durante ciertos períodos de horas puede ayudar a mejorar la salud y el estado físico.

Los periodos de ayuno más comunes del ayuno intermitente son de 12, 14 y 16 horas.

Esta última década está caracterizada, entre otras cosas, por la búsqueda de mejoras en la salud física y un cuerpo fitness. Con el paso de los años nuevas tendencias nutricionales aparecen y se instauran alrededor del mundo. Una de ellas es el método del ayuno intermitente, una práctica en auge en distintos países y que poco a poco se abre paso en Ecuador.

Según Adrían Yepez, especialista en nutrición fitness certificado por la International Sports Sciences Association (ISSA), el ayuno intermitente no consiste en una dieta, sino en un patrón de alimentación. ”Se trata de pasar cierta parte del día sin comer y alimentarte bien durante la otra parte, teniendo en cuenta las horas de sueño también. Existen diferentes tipos de protocolos, como el 12-12 donde pasas 12 horas de ayuno y 12 de alimentación; también está el 14-10 o el 16-8, el más popular, donde la ventana de alimentación se reduce a 8 horas “, asegura el experto.

Yepez, quien se ha enfocado en el tema durante los últimos años, reconoce que uno de los beneficios principales de este método es la pérdida de peso. “Muchos lo utilizan para perder grasa porque cuando no tienes alimentos hay cambios metabólicos que obligan a tu cuerpo a usar las reservas de energía de la grasa después de usar el glucógeno de los músculos”, comenta. Pero, además, recalca otras funciones que aporta este tipo de ayuno. “Se puede conseguir revertir resistencia a la insulina o diabetes tipo 2, reducir inflamación celular o llegar a un estado de autofagia donde el cuerpo se alimenta de células muertas y con esto lograr un rejuvenecimiento celular”.

¿Quién puede practicar el ayuno y quién no?

Yepez dice que no existen contraindicaciones específicas para este patrón alimenticio, pero recomienda que personas con condiciones médicas lo consulten con un profesional antes de practicarlo. “Dentro de ese rango pueden entrar personas que tengan hipoglucemia, gastritis o mantengan niveles altos de estrés”, señala.

Por otro lado, el especialista no ve ningún inconveniente en que las personas que busquen mejoras en su salud y su físico lo realicen.

¿Por cuánto tiempo y períodos hacerlo?

El experto explica que “no hay un tiempo específico para practicar ayuno, esto va a variar de la meta de la persona, de su metabolismo y de la manera en la que evoluciona, pero hay personas que lo llevan como un estilo de vida a largo plazo”.

En cuanto a las horas que hay que mantenerse sin comer, queda a elección de cada persona, teniendo en cuenta que 12 horas son el mínimo requerido para que se considere ayuno. “El tiempo recomendado para hacer ayuno va a variar de cada persona. Yo recomendaría que cuando alguien inicie, lo haga con el ayuno de 12 horas para que se vaya adaptando a trabajar con grasa como energía y luego incrementarlo en caso de que lo tolere bien”, aconseja.

¿Se puede ayunar y hacer ejercicio físico?

El ayuno intermitente puede generar dudas a las personas que realizan actividades físicas diariamente pero el experto en nutrición fitness sostiene que no existe ningún problema en hacer ejercicio durante el ayuno; sin embargo, recomendaría hacer ejercicios de baja intensidad cuando la persona está iniciando.

“Las personas que van al gimnasio o entrenan con peso no tendrían problema en ganar masa muscular si lo hacen correctamente, es decir, si se alimentan con las suficientes calorías y macronutrientes durante los periodos alimenticios”, dice. “Incluso al hacerlo pueden ayudar a crecer sus músculos debido a que el ayuno aumenta la hormona de crecimiento humano y coloraba con la partición de los nutrientes de una mejor manera, para que puedan dirgirse hacia el músculo en lugar de almacenarse como grasa”.

Para Yepez el método está adquiriendo popularidad dentro del país, pero aún se enfrenta a cierta mala imagen y desconocimiento al respecto. “Hay muchos profesionales desactualizados que no lo recomiendan y por esta razón las personas se asustan. En gran parte del mundo, el ayuno intermitente está bastante estudiado, con experiencias positivas y recomendación de los profesionales”, opina.