Automedicarse, una mala opción en tiempos de COVID y dengue.

  Actualidad

Automedicarse, una mala opción en tiempos de COVID y dengue.

La azitromicina no ayuda a pacientes de coronavirus. Antinflamatorios agravan el dengue. MSP y Gobernación deben regular venta de fármacos sin receta.

Irregular. Las farmacias no exigen prescripción médica para vender antibióticos y analgésicos.
Irregular. Las farmacias no exigen prescripción médica para vender antibióticos y analgésicos.Freddy Rodríguez

La situación sanitaria en el país tras la llegada de la variante sudafricana ómicron encendió las alarmas otra vez. El escenario en Guayaquil lo refleja, pues el repunte de contagios ha contribuido a que los laboratorios y centros médicos de la red de salud pública estén abarrotados, y que los centros naturistas y farmacias se hayan convertido en el médico exprés de aquellos que sin un diagnóstico médico o prueba PCR se acercan en busca de un analgésico que pueda aliviar su malestar.

CARNÉ METROVIA

COVID-19: En la Metrovía se pedirá el carné de vacunación y uso de mascarilla

Leer más

Tos, secreción nasal, dolor de garganta y fiebre son los síntomas que se han convertido en el denominador común de aquellos que han optado por automedicarse ante la falta de dinero para costear una consulta médica o prueba de diagnóstico y, en otros casos, de los que prefieren no asistir a los concurridos centros médicos de la seguridad social y de la salud pública por temor a contraer el virus.

EXPRESO realizó un recorrido por las farmacias del centro y norte de la urbe, y pudo constatarlo. Las filas son largas, unos esperan con receta en mano y otros a la espera de una sugerencia. Es el caso de Ernesto Rivas, de 63 años, tiene a su hijo y esposa con fiebre y malestar en el cuerpo desde hace dos días. Llegó hasta allí con un papel donde anotó el nombre de la pastilla y del multivitamínico que le suministrará a su familiar. Sospecha que es COVID, pero sostiene que no se realizarán pruebas porque el precio es muy elevado y “porque el dinero está como la hormiga que corre lejos, y que llevarlos a un centro de salud, donde hay largas filas, es un riesgo que no quiere correr”.

Informalidad. La paracetamol se escasea en las farmacias pero se revende en el comercio ambulante.
Informalidad. La paracetamol escasea en las farmacias pero se revende en el comercio ambulante.Freddy Rodriguez

Para el epidemiológico Carlos Farhat, coordinador de Salud del Municipio de Guayaquil, esta situación debe ser regulada por el Ministerio de Salud Pública (MSP) y por la Gobernación de manera exhaustiva. Asegura que automedicar solo complica la situación, sobre todo en estos tiempos donde los síntomas pueden ser confundidos con los del dengue, y recetar antibióticos en estos casos puede ser letal.

covidgquil

Guayaquil pide al COE Nacional que obligue a los cantones a imponer restricciones frente a la Covid-19

Leer más

Por otra parte, están los que comparten recetas. Sara Peralta tiene 33 años y vive con su esposo, acudió hasta la farmacia para comprar lo que le prescribieron hace una semana a la esposa de un vecino que fue diagnosticada con rinofaringitis no especificada. Ella detalla que junto a su cónyuge ha intentado contrarrestar los síntomas con remedios caseros sin tener resultados, “hemos tomado analgésicos y nos hemos puesto mentol, pero eso no nos ha ayudado mucho, vamos a probar con la receta de nuestra conocida para ver qué tal nos va”.

Casos como estos se repiten en los centros de medicina natural del sur de la urbe. Padres de familia se acercan para adquirir antigripales, expectorantes y vitaminas para combatir los malestares que aquejan a los niños y adultos del hogar. Allí los atiende Lizbeth Cruz, quien promociona su infusión estrella que está hecha a base de jengibre, eucalipto y propóleo. Menciona que desde los primeros días de enero “los clientes llegan con síntomas gripales y hasta de COVID. Algunos con el pecho congestionado y con fiebre muy alta”.

La medicina se convirtió en un negocio, donde lo único que les importa ahora es vender.

Washington Alemán
​Clínico infectólogo

Según el clínico infectólogo Washington Alemán, suministrar antibióticos y corticoides a un paciente COVID no contribuye a combatir el virus, al contrario, genera resistencia y descompensa el sistema digestivo y, en pacientes con trastornos hepáticos, produce cuadros de toxicidad.

CARNÉ METROVIA

COVID-19: En la Metrovía se pedirá el carné de vacunación y uso de mascarilla

Leer más

Alemán agrega que otra problemática grave y de interés es la compra de antiinflamatorio sin prescripción médica, ya que “en el país existe una tasa alta de infección por dengue, y este fármaco puede empeorar el cuadro médico con trastornos de sangrado debido su toxicidad”.

El clínico sostiene que gran parte de esta problemática recae en el sector farmacéutico, “que ha convertido la salud en un negocio que no mide qué ni a quién vender, con tal de que compren. Porque han perdido la ética y los valores que antes tenía un boticario que sabía que no debía prescribir porque eso era causar daño”.