El atun saca pecho en sostenibilidad

  Actualidad

El atun saca pecho en sostenibilidad

El sector atunero de Ecuador es líder en el océano Pacífico Tropical con 148.000 toneladas pescadas y casi un 44 % del total. Como referente de la región, también quiere dar ejemplo de sostenibilidad.

El sector atunero ecuatoriano es líder en el océano Pacífico Tropical y quiere dar ejemplo de sostenibilidad.

El sector atunero de Ecuador es líder en el océano Pacífico Tropical con 148.000 toneladas pescadas y casi un 44 % del total. Como referente de la región, también quiere dar ejemplo de sostenibilidad. Por eso, la flota ecuatoriana se ha lanzado en una carrera a obtener una certificación de que sus métodos de captura son sostenibles para las especies de atún. Y de paso darle un guiño a un mercado cada vez más exigente con lo que come y de dónde procede.

En ese camino están desde el año pasado Nirsa (fabricante de Atún Real), Eurofish y el grupo Jadran, que forman parte de la flota pesquera de cerco, la que utiliza redes para las capturas.

Pero es curioso el caso de la empresa ecuatoriana Transmarina, que sería la primera del mundo en obtener la certificación del Marine Stewardship Council (MSC) en la modalidad de pesca de palangre. Esa forma de captura no es con redes, sino mediante una línea de anzuelos, alimentados por otros peces más pequeños que también extrae del mar otro de los barcos que forma parte de la compañía. Esta modalidad reduce y casi elimina la posibilidad de que otras especies diferentes al atún puedan ser capturadas por error.

De por sí, cuenta Johnny Adum, gerente general de la pesquera ecuatoriana, su metodología es sostenible, pero la certificación incrementaría el prestigio de sus productos en los mercados de Europa y Estados Unidos, donde el sello de sostenible y de respeto a la riqueza marina es cada vez más un requisito tan importante como el de calidad y sabor.

Su producción es utilizada para desarrollar productos de exportación ultracongelados que tienen presencia en mercados de Japón, Estados Unidos y Europa, según contaron a EXPRESO.

Esta iniciativa, que se desarrolla en convenio con la oenegé ambientalista WWF, marcaría la ruta para otros países como China, Corea o Japón que son los mayores acaparadores en el Pacífico Oriental en cuanto a pesca de atún palangrera. Aunque Ecuador domina las capturas de cerco, en el palangre aún tiene mucho espacio por ganar con las naciones asiáticas al frente. Las especies capturadas son los atunes patudo, aleta amarilla y albacora del sur.

El proceso de certificación se encuentra en una primera fase de evaluación sobre las prácticas de captura, para después proceder a adoptar los cambios necesarios. Entre ellos, ya se plantea la opción de colocar dispositivos de localización en la flota, según explicó Adum en una entrevista.

La pesquería de palangre industrial para atunes es actualmente regulada por la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT), donde el Gobierno de Ecuador es parte cooperante y donde el presidente general es el ecuatoriano Guillermo Morán.

La pesca de palangre ha registrado una baja en las capturas durante el 2016. Entre enero y julio la pesca ha obtenido 13.715 toneladas, casi un 40 % menos que en los mismos meses de 2015, de acuerdo con cifras publicadas por la CIAT.