El atún ecuatoriano cautiva a Brasil, Argentina y Colombia

  Actualidad

El atún ecuatoriano cautiva a Brasil, Argentina y Colombia

La COVID debilitó el canal de ‘food service’, pero las conservas crecieron 60 % en 2020. Un enfoque de Gustavo Núñez, presidente de Ceipa.

Atún industria
La industria atunera es la manufactura de exportación más importante.Guillermo Lizarzaburo

El 2020 fue un año complicado para todos. En el caso de la industria atunera, hubo cambios en los canales de consumo, pero aun así Ecuador mantuvo cautivos a sus mercados en América Latina.

El presidente del Directorio de la Cámara de Industrias Procesadoras de Atún (Ceipa), Gustavo Núñez Márquez, durante la 10ª Conferencia del Atún de Anfaco expuso la situación del sector al que representa, así como sus desafíos.

De esos datos se extrae que Brasil, Argentina y Colombia son los países que tienen a Ecuador como su proveedor principal, con 87,8 %, 73,6 % y 72 %, en ese orden. Y con menor participación, aunque importante, están Chile, Bolivia y Paraguay.

Latinoamérica representa el 27 % de las exportaciones de atún de Ecuador. Y dos terceras partes de las exportaciones ecuatorianas de conservas de atún y lomos precocidos van hacia Europa.

Aunque exporta casi 10 veces más a Estados Unidos que a Brasil, por ejemplo, nuestro país apenas representa el 8 % del abastecimiento de ese mercado, de un alto consumo y mayor población en relación con otras naciones del continente.

El representante de las industrias señala que la principal estrategia es especializarse en productos con alto valor agregado, firmar acuerdos comerciales, buscar la internacionalización de las marcas ecuatorianas y promocionar y difundir el compromiso con la pesca regulada y sostenible.

La industria ecuatoriana demanda 550.000 toneladas métricas de atún al año, pero la flota de bandera nacional solo puede abastecer el 50 %. El resto debe ser capturado por barcos de otras banderas.

Atún Manta

Lo que hay detrás de una lata de atún

Leer más
Gustavo Núñez Márquez
Gustavo Núñez Márquez, presidente de la Cámara de la Industria Procesadora de Atún.Guillermo Lizarzaburo

La Industria Atunera Ecuatoriana se unió para crear CORSEA 2020, el Código de Conducta.
Será un estándar de sostenibilidad de la cadena de valor del atún y tenemos en proceso de aprobación por parte del Global Sustainable Seafood Initiative 

Gustavo Núñez Márquez

“La pandemia de COVID-19 provocó que las perspectivas de crecimiento de la industria atunera cambiaran completamente a partir de marzo de 2020. Ecuador históricamente ha tenido una fuerte participación en el canal institucional o ‘food service’ (distribución para hoteles, restaurantes y empresas de catering), el cual fue golpeado por los confinamientos”, señala el empresario.

Inicialmente se proyectaba que crecería el segmento de ‘pouches’ (atún en fundas de metal laminado), principal producto para el ‘food service’. “Sin embargo, a raíz de la pandemia, este canal se redujo prácticamente a la mitad, y la industria ecuatoriana tuvo que enfocarse en encontrar nuevos canales y mercados”.

Para el 2021 estas perspectivas se mantienen en proporciones muy similares. No obstante, a pesar del duro golpe que recibió el ‘food service’ debido a la crisis sanitaria, a medida que avancen las vacunaciones y se reabra la hostelería y restauración se espera que el segmento de ‘pouches’ también se recupere, aunque posiblemente sea aún a niveles inferiores a los que se estaban registrando antes de la pandemia.

Una recuperación total del sector se concretaría recién en el año 2022.

ECUADOR MANTIENE EL LIDERAZGO. e agosto de 2021, Ecuador pescó en el área denominada Océano Pacífico Oriental (OPO) 175.555 toneladas, es decir el 42 % del total, según la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT).

En igual periodo de 2020 la flota de bandera nacional pescó en el OPO 192.621 toneladas, lo que representa el 45,5 % de las 423.261 toneladas. El segundo puesto lo ocupa México (21,3 %) y luego sigue Panamá (11,6 % del total).