Asientos seguros

  Actualidad

Asientos seguros

Asientos seguros

Pablo Gutman EFE, especial para SEMANA

Fabricantes y organismos públicos aplican medidas y tecnologías para dar más seguridad al usuario del transporte. Conozca lo que dicen los expertos sobre los asientos más seguros al viajar por tierra o aire. Aquí una guía básica y útil. Un estudio de la revista Time dice que en los asientos del medio de la parte de atrás del avión el índice de supervivencia es más alto. Según datos de accidentes aéreos de la Administración Federal de Aviación de EE. UU. sobre fallecidos y supervivientes, de 17 estudios en los que figuran los mapas de los asientos, en los del tercio trasero la tasa de mortalidad es del 32 %, 39 % en el tercio medio y 38 % en el tercio frontal. Sobre la posición de la fila, revelan que los asientos del medio del área trasera tuvieron 28 %. Los peor posicionados son los del pasillo del tercio medio del avión, 44 %. Tras un accidente aéreo, los supervivientes que están cerca de una salida es probable que salgan con vida, dice Time, que publicó el análisis (2011) de la Universidad de Greenwich que revisó los mapas de asientos de un centenar de aviones accidentados, y halló que los sentados en las cinco filas cercanas a la salida útil pueden escapar. Los del pasillo tenían más opción de sobrevivir que los de asientos de la ventana. Por otro lado, se recuerda que el asiento trasero central del carro es el más seguro. Si viaja con un niño, instale allí un sistema de sujeción para él, según su peso y edad. ¿Y cuál es el lugar más seguro en un tren? Según la revista Live Science, en EE. UU. los estudios dicen que los rieles rotos o sus soldaduras averiadas son la principal causa de descarrilamiento y, con frecuencia, adelante. En general, elegir un coche uno o dos vagones por detrás del centro del tren puede ser la apuesta más segura. Los asientos del pasillo son más seguros que los de la ventana. Allí es más probable entrar en contacto con un vidrio roto o ser arrojado del tren en un accidente. Los expertos en seguridad recomiendan elegir un asiento orientado hacia atrás, porque quien se sienta allí tiene menos probabilidades de ser proyectado hacia delante durante una colisión. Y la Federal Railroad Administration indica que los trenes son más propensos a chocar con algo por el lateral, más que de frente o desde atrás, de acuerdo con Live Science.