El arte de Silvino se transmite a los jóvenes de Santa Elena

  Actualidad

El arte de Silvino se transmite a los jóvenes de Santa Elena

Un artista escultor en San Antonio imparte conocimientos a una nueva generación. El plan tiene el respaldo de una fundación

SILVINO.JPG
Silvino Tomalá lleva 34 de sus 62 años de vida esculpiendo la madera / Joffre LinoJoffre Lino

“Observen fijamente la madera que van a tallar. La idea es concentrarse en el diseño que le vayan a dar. Después empiezan a darle forma por la parte que ustedes consideren más fácil”, les dice el escultor Silvino Tomalá Reyes a un grupo de jóvenes comuneros de Libertador Bolívar, a quienes les imparte los primeros conocimientos sobre este oficio artístico.

El reconocido escultor peninsular busca, mediante talleres prácticos, dejar su legado a las nuevas generaciones. Con paciencia y esmero transmite sus conocimientos en el arte que empezó en 1984. Les recordó a los participantes que sus inicios fueron similares a los de todos ellos.

SELVA

Mujeres kichwas aspiran a exportar el arte de la selva

Leer más

Las clases que imparte cuentan con el respaldo de la Fundación Coastam Ecuador y un grupo de jóvenes estudiantes de la Escuela Politécnica Superior Espol. El objetivo es mantener la actividad de tallado de la madera.

Es que las obras de ‘Silto’, nombre artístico de Tomalá Reyes, gustan a propios y extraños. Varias de sus esculturas se las puede apreciar en el Santuario Blanca Estrella de la Mar, de Olón; en la iglesia San Ignacio de Loyola, de Manglaralto.

Además, es el creador de la apoteósica imagen de Cristo El Pescador que se exhibe en el malecón del puerto de Santa Rosa y otras tantas creaciones que ha realizado para las iglesias católicas de la provincia de Santa Elena y el país. Los trabajos del artista de 62 años también han sido llevados al extranjero.

“Considero que uno nace con el arte, el tiempo te perfecciona”, comenta Tomalá, quien no asistió a ninguna entidad educativa relacionada al arte, que sus conocimientos fueron fluyendo de acuerdo con la necesidad de sus creaciones. “Estoy muy emocionado de transmitir mis conocimientos a los chicos que les guste dedicarse al tallado. En nuestra comuna existen muchos que pueden hacerlo, es cuestión de dedicación”, enfatiza.

Para este artista todo tipo de madera es buena para sus trabajos, pero sus preferidas son el cedro, el laurel, el guayacán, el guasango. Aunque posee más de un centenar de herramientas, su favorita sigue siendo el cincel.

“Es uno de los mejores escultores del país, su talento es innato. Esperamos que con los talleres impartidos aparezcan más artistas como él. Lo importante es que este arte se conserve”, relató George Ramírez, principal ejecutivo de Coastman Ecuador.

Silvino Tomalá es oriundo de la comuna de San Antonio, al norte de la Península. Desde pequeño le gustó el dibujo. En su etapa de adolescencia trabajó como albañil y realizaba diseños en cemento. El sacerdote suizo Othmar Staheli, quien en ese entonces era el párroco de Manglaralto, vio el arte del comunero y le costeó una estadía en San Antonio de Ibarra para que observase a los artesanos de ese lugar. “Vivo muy agradecido con Dios por haberme regalado la agilidad en mis manos”, dice este escultor.