Aplican ‘encamisado’ a las columnas de dos puentes

  Actualidad

Aplican ‘encamisado’ a las columnas de dos puentes

1985 se construyó este viaducto. Fue una obra financiada por intermedio del desaparecido Fodur.

Aplican ‘encamisado’ a las columnas de dos puentes

Desde su construcción, nunca antes el paso a desnivel, construido en 1985, y que distribuye el tránsito entre la avenida de las Américas y el sector sur, estuvo tanto tiempo cerrado.

Cerca de 30 obreros trabajan en estos días en dos procesos que se ejecutan de manera simultánea: el apuntalamiento con columnas metálicas y el robustecimiento de las cuatro pilas principales de los dos puentes que conforman el viaducto.

“Máximo hasta fin de este mes deberán estar terminados estos trabajos y de inmediato se reabre el tránsito por él”, dijo a EXPRESO el ingeniero Jorge Berrezueta, director de Obras Públicas del Municipio.

El puente fue cerrado luego del terremoto que afectó a la costa norte del país, el pasado 16 de abril. Presentó fallas en algunos de sus pilares y requirió ser sometido a un análisis y a un posterior apuntalamiento de estas estructuras.

El apuntalamiento es provisional y comprende la utilización de 38 puntales metálicos distribuidos entre las pilas principales de los dos puentes que conforman el viaducto.

Este paso a desnivel ofrece servicio de sur a norte (calle Esmeraldas - av. de las Américas) y de norte a sur (av. de las Américas - calle Los Ríos).

“Quizá cuando termine el trabajo de robustecimiento de las pilas lo dejemos ahí. No afecta en nada y sirve para dar más seguridad”, dijo Berrezueta, quien agrega que uno de los trabajos importantes que se desarrolla en los puentes es el robustecimiento de las pilas que ejecuta la compañía Fractales.

¿De qué se trata? Del ensanchamiento del cuerpo de los tres puntales que conforma cada pilar. “Es una técnica que se usa mucho para reforzar desde estructura de edificios hasta obras como este paso a desnivel. Algo así como un forro estructural para complementar la capacidad de resistencia de las pilas”, agregó Berrezueta.

Conocida como ‘encamisado’ de una estructura, es una técnica que ya se usó en Guayaquil. Hace 20 años, para mejorar la resistencia de la estructura del edificio del Palacio Municipal, y en uno de los pilares de la avenida Joaquín Orrantia.

Solo en el viaducto de la avenida de las Américas se está ejecutando este tipo de trabajo.

Paralelamente, se prevé iniciar un estudio integral para revisar las condiciones de los viaductos de esta parte de la ciudad y la posibilidad de una nueva alternativa de soluciones viales. La contratación está planteada en el presupuesto municipal de este año, adujo Jorge Berrezueta.

Acerca del puente que colapsó durante el sismo del 16 de abril, se espera que la próxima semana quede definida la contratación para la reconstrucción de este viaducto.