Anuncian soluciones para la Martha de Roldos y Urdesa

  Actualidad

Anuncian soluciones para la Martha de Roldos y Urdesa

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Los anegamientos de la avenida Juan Tanca Marengo, frente a la ciudadela Martha de Roldós, se solucionarán en corto plazo, anunció el gerente de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil (Emapag), José Luis Santos. La situación de esa arteria quedó plasmada en un vídeo que se hizo viral en las redes sociales, al mostrar un tramo anegado con carros que flotaban por el nivel de agua que alcanzó durante la lluvia que cayó el 19 de enero pasado. En su momento, la concesionaria Interagua y el alcalde Jaime Nebot explicaron que esa situación ocurrió por los taponamientos de los ductos y alcantarillas, a causa de los desechos que se arrojan a la calzada; además que, al parecer, los ductos habían sido taponados a propósito con troncos, fundas y tapas de balde, que fueron retirados por los colaboradores de la empresa. Todo ello impidió que el agua drenara rápido. El gerente de Emapag, en una visita a este Diario -que durante la última semana publicó diversas propuestas de expertos para hacerle frente a las inundaciones por lluvias, las cuales coinciden con algunos de los proyectos de la entidad- explicó las obras que se ejecutarán en la Tanca Marengo y en la ciudadela Urdesa, que también sufre con los anegamientos. 1. Alcantarilla Según muestra el gráfico, en el que se aprecia la avenida Juan Tanca Marengo, en el punto C1 se construirá una alcantarilla para aliviar al colector de más abajo. 2. Cambio de diámetro Santos explicó que se cambiará el diámetro de la tubería de descarga del canal 19 en el último tramo del colector actual. Se independiza el colector que proviene de Mapasingue antes de su descarga al canal 19, (el 22 según el gráfico), construyendo la cámara C2. 3. Sumideros tipo buzón En el tramo de la avenida Juan Tanca Marengo, donde existe una especie de desnivel, se construirán sumideros tipo buzón (los que se encuentran debajo de las aceras) que reciban el escurrimiento que viene desde las partes altas, en donde ya no hay infiltraciones porque está poblada, explicó Santos. “El agua que baja se escurre al buzón y entra al sistema de colectores”. Esa fue una de las soluciones planteadas por Rutger Perdon, experto holandés en temas de hidráulica, quien dictó un foro el pasado 27 de enero. El propósito de un sistema así es ‘retrasar el agua’ y con ello conseguir que el mismo volumen de agua no vaya todo al mismo tiempo. 4. Ducto en calle higueras Otro de los sectores vulnerables cuando hay precipitaciones es Urdesa, esto por ser un delta, es decir, formar un triángulo entre los dos esteros. A eso debe sumarse la población del cerro Mapasingue, lo que hace que el agua se escurra hacia la ciudadela y no se infiltre como antes, cuando era una extensión de zona verde. Para aliviar el problema, “vamos a diseñar y construir un nuevo colector ducto cajón a lo largo de la calle Higueras, desde la avenida Las Aguas hasta su descarga al estero Salado. 5. Válvulas antirretorno Una de las propuestas de los expertos holandeses recogidas por EXPRESO en ediciones anteriores hace énfasis en la utilización de válvulas antirretorno para la situación de mareas altas. Esto se aplicará en el drenaje de Urdesa, y en la zona centro-sur, la más antigua de Guayaquil, que es más propensa a inundarse con marea alta por tener una topografía plana. Estas válvulas funcionan de tal manera que cuando hay presión del agua de la tubería porque el agua está más arriba del nivel de esta, se cierra, evitando que el agua del estero ingrese por las alcantarillas; cuando el nivel baja, la válvula se abre permitiendo el drenaje. Según Emapag, estas obras serán anunciadas por el alcalde Jaime Nebot en los próximos días.