Andrea Adriance: “Tenemos una visión distinta de cómo resolver los asuntos”

  Actualidad

Andrea Adriance: “Tenemos una visión distinta de cómo resolver los asuntos”

Primera mujer que preside la Federación de Estudiantes Politécnicos del Ecuador (FEPE), que agrupa a unos 70.000 alumnos de las seis escuelas politécnicas públicas.

ANDREA Adriance
Figura. Adriance es cuencana, tiene 23 años y es la primera mujer que preside la Federación de Estudiantes Politécnicos del Ecuador (FEPE).Cortesía

Este Diario ha publicado diversos reportajes sobre la persistente escasez de mujeres del país en las carreras universitarias de ingeniería, así como también en la actividad política. De allí que llame positivamente la atención el que una de ellas sea por primera vez presidenta del gremio nacional de estudiantes politécnicos

Andrea Adriance es cuencana, de 23 años, vivió en Santo Domingo, donde terminó el colegio; y ahora reside en Riobamba por sus estudios universitarios. Desde allí atiende la entrevista telefónica.

¿Cómo o cuándo surgió el interés por la ingeniería?

En el colegio. Siempre le apunté al área ambiental. Encontré en la Ingeniería Forestal la opción de aportar con el ambiente. Lo que en principio me llamó la atención, antes que la ingeniería, era eso.

diana atamaint

Elecciones 2021: Una candidata a presidenta y diez a vicepresidentas

Leer más

¿Y por la política, aunque en este caso sea estudiantil?

Bueno, odiaba la política. De hecho, en el colegio, cuando tocó armar el consejo estudiantil propuse ser jefa de campaña porque lo de candidata nunca me pareció lo más viable. Sin embargo, empecé a hacer labor social en un grupo que se llamaba VIP, que es Voluntad, Igualdad y Pureza. Se enfocaba en ayudar al adulto mayor. Encontramos muchos casos muy tristes y apenas con 15 años empezamos a ver cómo la política puede servir como una herramienta para ayudar a quienes más lo necesitan.

Entonces por eso decidiste ingresar a la política en la Espoch.

Decido participar primero porque soy seleccionada de un club de canto y de danza, y al haber estado en una facultad que tenía más necesidades que las otras -aunque creo que todas tienen muchas-, eso hizo que a lo mejor se genere eso de querer cambiar algunas cosas.

¿Antes de ser electa presidenta de Fepoch habías participado en alguna otra elección?

Participé cuando estaba en segundo semestre. Fuimos candidatas a la vicepresidencia de Liga Deportiva. Y en séptimo semestre como candidata a presidenta de Fepoch.

Los dirigentes estudiantiles se suelen enfocar en problemas comunes de hombres y mujeres: demoras en las notas, matrículas, transporte... ¿El que llegaras implicó que conocieras problemas específicos de mujeres?

amiga ya no

Autodefensa para mujeres, una opción ante la violencia de género

Leer más

. Algunos casos fueron muy fuertes que inclusive se llevaron al Consejo Politécnico y después de eso pasaron a la Fiscalía. Creo que el ser mujer y estar frente a la Federación hizo que muchas más compañeras sintieran esa afinidad y pudieran comentar los problemas por los que pasaban.

¿Suponemos que tras esa experiencia procuraron que la Fepoch diera prioridad a estos problemas de las mujeres?

Así es. Y justamente a base de eso estamos organizando una propuesta como federación local. Me gustaría que ese fuera mi legado: una organización fuerte, consolidada de mujeres dentro de la institución, para estos problemas que ocurren lamentablemente todo el tiempo. Entonces, sí: pusimos mayor atención en estos temas e hicimos algunas sugerencias al reglamento disciplinario de la institución. También al tema de acompañamiento legal de denuncias.

Imagen Andrea Adraince 3
Figura. Adriance es cuencana y tiene 23 años.Cortesía

¿Por qué?

Porque a veces es una impotencia encontrar casos en que porque se ingresa mal una denuncia ya no procede y cosas así. Con esa experiencia se pudo hacer sugerencias a los estamentos y autoridades correspondientes para mejorar lo que estaba establecido.

¿Y cómo se dio la elección en la FEPE? ¿De las seis instituciones, cuál era la cantidad de mujeres y hombres presidentes?

Soy la única mujer dentro de la lista que ganó. En el tema de los presidentes, cuando ingresé a FEPE éramos dos mujeres, luego eso fue cambiando y ahora somos tres.

¿Significa que hay un avance hacia la igualdad de género o la equidad en el país; o al menos en la dirigencia estudiantil?

Esto ha ido cambiando a raíz de que muchas mujeres que han sido iconos en el país, desde representantes estudiantiles hasta candidatas a presidentas del Ecuador, han marcado un precedente en donde pensamos a una mujer empoderada, a una mujer capaz de realizar lo que se propone. Y creo que la equidad es también de nosotras, como mujeres, sentirnos capaces, creer en nosotras para poder cambiar esto, para que la equidad también se sienta dentro de una organización.

¿Como va ese cambio en las organizaciones estudiantiles?

Estamos yendo creo a paso lento. La presidenta de la Feupe también es mujer, la nueva presidenta de la Fepol otra mujer. Para mí es un gusto ver cómo cada día las mujeres vamos ocupando estos cargos de representación estudiantil. Las organizaciones han estado lideradas por compañeros que no lo han hecho mal, pero las mujeres a lo mejor tenemos una visión distinta de cómo resolver algunos asuntos e, inclusive, de cómo encaminar los proyectos.

Estar frente a la federación hizo que más compañeras sintieran afinidad y pudieran comentar sus problemas.

Andrea Adriance
mujeres-lideres.jpg

La violencia política se cuela en la disputa por la paridad

Leer más

¿Algunas cosas que impulsaste en la Espoch podrían también implementarse en la FEPE?

Justamente hace como un mes hubo una reunión con dirigentes mujeres de otras politécnicas y universidades para identificar cuáles serían las medidas y protocolos que algunas instituciones han utilizado. La idea es presentar algunas que han sido viables en algunas politécnicas, para que sean aplicadas en las demás.

¿Seguirás en la política activa al terminar la universidad?

Diría que quizás me daría la oportunidad de seguir preparándome académicamente y después de algún tiempo pensar en retomar la política. Pero siempre como una herramienta para ayudar. De ninguna manera me permitiría que no fuera para eso.