El agro aguarda regulación, incentivos y más promoción

  Actualidad

El agro aguarda regulación, incentivos y más promoción

Varios sectores también piden atención al Gobierno En la ‘mano productora’ cada vez hay menos jóvenes Piden normas para eliminar los intermediarios

WhatsApp Image 2022-07-03 at 1.00.03 PM
Situación. El mayor problema en compra y venta que enfrentan los pequeños agricultores son los intermediariosKarina Defas / Expreso

Durante el actual Gobierno varios sectores del sector agrícola como el arrocero, lácteo, bananero, han protagonizado manifestaciones por falta de regulación de precios y altos costos en insumos para la producción de sus producciones. Sin embargo, existen también otros sectores de la misma área que se sienten olvidados por las acciones gubernamentales.

Uno de ellos es el papicultor. Luis Montesdeoca, colaborador de Agropapa en la provincia de Tungurahua, conversó con EXPRESO y reveló que este sector se siente igual o más en abandono que otros sectores agrícolas que salen a manifestarse. Explicó que enfrentan varios problemas, entre ellos: la ausencia de una política que incentive el consumo del tubérculo en el país, normativa para evitar a los intermediarios que lo único que logran es encarecer el producto al consumidor final mientras se perjudica a los productores y controles en el producto que ingresa por contrabando por las zonas fronterizas.

cacao

El Gobierno analiza focalizar el subsidio a los combustibles a sectores agrícolas como una salida a las protestas

Leer más

“Hemos estado saliendo con un precio que diría aparentemente atractivo posterior a la pandemia, lo que hace que haya meses en el año que el sector papero se sienta conforme, porque alcanza unos costos superiores a los de producción, pero la mayoría de meses (nueve meses aproximadamente) tenemos un precio menor. Aquello genera problemas en los productores por los altos costos de fertilizantes e insumos. Además, por el norte y sur ingresa papa más barata y que por su tamaño se comercializa rápido. No hay control”, comenta.

Agrega que otro problema que enfrenta este sector es la falta de mano de obra, “porque ahora quienes se dedican son personas mayores, los más jóvenes salen a las grandes ciudades” y no tienen incentivos o promoción de la actividad agrícola.

Y con él concuerda Gladys Tenechaca, una productora de brócoli de Latacunga. Ella sostiene que los intermediarios para la compra de insumos y para la venta de sus productos son un dolor de cabeza “y no hay quien lo controle”, y afecta a la producción, al menos ella no ha presenciado controles de aquello.

“Que yo tenga conocimiento, no se han hecho controles de precios de fertilizantes acá. Los pequeños productores debemos comprar por mayor para poder tener los insumos a un precio más bajo. Y lo mismo ocurre cuando vendemos, los intermediarios terminan comprando y lo revenden más caro. Al final nosotros quienes labramos la tierra recibimos lo mínimo. Necesita atención en ese aspecto. No está de acuerdo con los subsidios, porque al final las grandes empresas son las que más se benefician.

De la tierra nos trasladamos al mar. Los pescadores artesanales son otro sector que se sienten en el olvido, aunque se alega que ya mantienen en diálogos con las autoridades del ramo. Desde la Federación Nacional de Organizaciones y Cooperativas Pesqueras del Ecuador (Fenacopec) su presidenta, Gabriela Cruz, cuenta a este Diario que los temas de seguridad marítima para los pescadores sigue sin resolverse y los precios de los combustibles para ellos se mantiene igual.

“Los pequeños negocios que tienen nuestros pescadores se van a la quiebra, porque no se han revisado los márgenes de los combustibles de la pesca artesanal. Estamos queriendo cambiar la flota a motores estacionarios, porque ahí los ladrones tendrían que para robarnos llevarse toda la embarcación y ya no solo el motor como ocurre ahora. Por eso estamos solicitando que se agilice líneas de crédito que vayan hasta $ 40 mil con una tasa de interés del 5 % a 30 años plazos”, comenta Gabriela.

  • Medida. El Ministerio de Agricultura, luego de siete años, aumentó el precio de la tonelada de caña de azúcar. Pasó de $ 31,70 a costar $ 35,05.