Actualidad

Poca afluencia de viajeros en la vispera del feriado

Hasta 250.000 pasajeros durante el fin de semana. Es el promedio que espera contabilizar la terminal terrestre Jaime Roldós Aguilera durante este feriado de Navidad.

Rutina. Como en un día cotidiano lucieron las instalaciones de la terminal la mañana de ayer, víspera del feriado.

Hasta 250.000 pasajeros durante el fin de semana. Es el promedio que espera contabilizar la terminal terrestre Jaime Roldós Aguilera durante este feriado de Navidad. Sin embargo, el día cumbre “para la llegada de los viajantes es mañana (hoy)”, indicó Klíder Campos, jefe de operaciones de la estación.

Ayer, en la víspera del feriado la terminal lucía casi vacía, con la afluencia de un día ordinario, e incluso algunas boleterías sin demanda de pasajes.

“Al caer la tarde, a la salida de los trabajos se puede ver más gente que viaja. A esta hora pero mañana (hoy) es cuando hay más pasajeros”, dijo Campos, quien tiene a su cargo los departamentos de Operaciones, Seguridad, Recaudaciones de la terminal, y que laborarán con normalidad, incluso a la medianoche.

Justina Carpio fue de las pocas viajeras que esperaba adquirir un boleto para Balzar, su tierra natal, donde la esperan su mamá, unas tías y dos hermanas. “Viajo a esta hora (10:00) porque más tarde o mañana esto es demasiado lleno y hay que pelear por un puesto, por un boleto”, dijo la mujer quien estaba acompaña de dos niñas.

Para Gonzalo Loor, que se dirigía a Manabí, la mañana de ayer era la mejor hora para emprender su viaje a Manta, ya que si demoraba o esperaba la tarde se le haría complicado, tanto por conseguir boleto, como por la movilización en el balneario, dijo.

“Como tengo mi propio negocio cerré hoy y me voy a visitar a mi familia. Soy oriundo de Manta y aprovecharé el feriado largo para pasar la Navidad allá con mi familia”, comentó.

Como ellos, otros pocos usuarios desfilaron con grandes maletas por las boleterías con destino a la Sierra y a las playas del país. Como el caso de Virginia Torres, oriunda de Santa Elena, que esperaba salir temprano de la ciudad, ya que “no quiero ni imaginarme cómo será más tarde. Todos estos días el tráfico ha estado terrible en el centro y en toda la ciudad. Luego que la gente sale de los trabajos y de sus labores cotidianas, se pondrá peor, ya lo he visto en años anteriores”, aseguró.

Para Carmen Chóez, que ayer viajaba a Quito, era buen momento para emprender el recorrido hasta el hogar de sus padres, donde se quedará hasta el nuevo año aprovechando las vacaciones de sus hijos.

Mientras el día avanzaba, la afluencia de pasajeros aumentaba ayer. Para hoy se esperaba llegar al punto álgido de visita de usuarios, y que para el siguiente fin de semana, en el feriado de fin de año, según la experiencia de años anteriores, se espera incluso superar el número, acotó Campos.

Un festejo fuera de casa

La terminal terrestre de Guayaquil atiende las 24 horas, durante todo el año. No cierra ni un solo día y por ello, el grupo que estará laborando en el turno de la noche, hoy (en la víspera de Navidad) organiza su “cena navideña”.

“Realmente es un brindis que organizan los equipos de trabajos en cada área laboral: operaciones, seguridad y recaudaciones, que son los equipos que están a mi cargo. Y que lo hacen en un momento entre sus actividades laborales”, indica Klíder Campos.

Las cifras

250.000 pasajeros

Es la cantidad aproximada que espera recibir la terminal durante este fin de semana.

300.000 pasajeros

Es en promedio lo que espera recibir la terminal en el feriado de fin de año.