Actualidad

El acuerdo climatico rige a nivel mundial

Foto referencia- COP21

Casi un año después de su adopción en París, el primer acuerdo vinculante contra el cambio climático que compromete a todo el planeta entra en vigor hoy, pero queda mucho camino por recorrer y la conferencia COP22 de Marrakech intentará allanarlo.

Ayer, el informe anual de Naciones Unidas sobre medio ambiente analizó las actuales promesas de los países para los recortes de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI) y determinó que son insuficientes.

Las emisiones en 2030 previsiblemente alcanzarán los 54.000-56.000 millones de toneladas de dióxido de carbono, lejos del nivel de 42.000 millones de toneladas necesarias para poder limitar el calentamiento global a 2 °C este siglo.

Incluso si se cumplen completamente todas las promesas de reducir emisiones, las predicciones para 2030 podrían encaminar al mundo a elevar la temperatura entre 2,9 y 3,4 grados este siglo, mostró el reporte. “Si no tomamos medidas adicionales ahora, comenzando con la siguiente reunión sobre clima en Marrakech, lamentaremos una tragedia humana que se podía evitar”, dijo Erik Solheim, jefe de Medio Ambiente de la ONU, en un comunicado.

Los delegados de las naciones firmantes se reunirán en la ciudad marroquí de Marrakech del 7 al 18 de noviembre para comenzar a convertir en actos sus promesas para atajar el cambio climático y diseñar una “guía” para el acuerdo de París que rige desde hoy.

“El creciente número de refugiados climáticos afectados por el hambre, la pobreza, la enfermedad y los conflictos será un recordatorio constante de nuestro fracaso en actuar. La ciencia muestra que necesitamos actuar mucho más rápido”, sostuvo Solheim.

El Acuerdo de París promete limitar el calentamiento global a menos de dos grados por encima de los niveles preindustriales. Pero las actuales promesas para limitar las emisiones son demasiado débiles y permitirán que las temperaturas suban quizás hasta 3 grados o más para 2100.

El informe indica que el sector privado, las ciudades y regiones pueden reducir las emisiones en varios miles de millones de toneladas para 2030 en áreas como agricultura y transporte, así como gracias a una mayor eficiencia energética.

Entre los principales países emisores, Rusia todavía no ha dado una indicación sobre la fecha de ratificación del pacto. En Australia y Japón el proceso ya está lanzado. Y en Europa todavía deben ratificarlo a nivel nacional Polonia, Bélgica, Italia y España. En América Latina, Argentina, Brasil, México, Perú, Costa Rica, Bolivia, Honduras y Uruguay también han ratificado el acuerdo, entre otros.