Acribillada con su hijo por nacer

  Actualidad

Acribillada con su hijo por nacer

Una estela de muerte y misterio. Eso deja hasta ahora el crimen de una joven mujer que, con su deceso, suma cinco asesinatos en su familia, en apenas dos años.

Alejados. Los familiares de Susan se daban consuelo ante el asesinato de ella y el hijo que llevaba en su vientre.

Una estela de muerte y misterio. Eso deja hasta ahora el crimen de una joven mujer que, con su deceso, suma cinco asesinatos en su familia, en apenas dos años.

El último hecho ocurrió alrededor de las 23:00 del domingo, cuando Susan Grace Panchi Carpio, una embarazada de 21 años de edad, yacía sentada junto al puesto de comidas rápidas de su hermana, en la cooperativa Virgen de Monserrate del Guasmo, en el sur de Guayaquil.

Inesperadamente, un individuo de mediana estatura, tez trigueña y con un tatuaje de uno de los equipos del Astillero, en una de sus manos, se acercó sigilosamente al negocio. En su cintura portaba un arma de fuego y la sacó a relucir cuando estuvo frente a Susan, quien se encontraba en su semana veinte de gestación.

Sin importarle el embarazo, el desconocido comenzó a dispararle en el abdomen, el tórax y el cráneo. Fueron al menos cinco tiros, según detalló el fiscal Víctor González, de la Unidad de Flagrancia de Guayaquil.

La mujer quedó tendida junto al puesto de comidas, mientras el criminal corrió hacia la esquina más cercana y se embarcó en la moto en la que otro individuo lo esperaba.

Hasta ayer, la Fiscalía investigaba dos hipótesis: que la muerte esté relacionada con problemas por microtráfico o por amenazas que habría recibido la víctima tras ser testigo del asesinato de su anterior pareja, Daniel Elvis Rosado Rizzo, de 24 años, el 2 de diciembre de 2015.

En aquella ocasión, casi a la misma hora de la muerte de Susan y en una modalidad similar, Daniel Elvis y su papá Manuel Elías Rosado Solórzano, de 55 años, fueron acribillados en su domicilio, en el Guasmo central.

Fue a las 23:45, un sujeto ingresó a la vivienda y disparó contra padre e hijo. Luego corrió y se embarcó en una moto que lo esperaba a varios metros del sitio. Los moradores comentaron en aquel entonces que escucharon una veintena de tiros. El fiscal González comentó que en el asesinato de los Rosado también se manejó la hipótesis de una posible venganza. En ese entonces, Daniel había denunciado a tres individuos por el homicidio de su hermano Jorge, quien fue baleado mientras conversaban en el mismo sector, el 7 de marzo de 2015.

Esos mismos individuos, a quienes señaló en su escrito, luego fueron procesados por su muerte. Según un informe de la Dinased, Susan fue amedrentada por declarar en contra de los sospechosos que mataron a su expareja, quienes “fueron sentenciados a 34 años de prisión”.

Temor

Los familiares de Susan Grace evitaron hablar del suceso con la prensa. En su rostro se reflejaba temor, posiblemente por la situación que ahora les toca enfrentar. La mañana de ayer, en los exteriores de la vivienda aún se observaban manchas de sangre y las marcas que dejaron las balas.

Investigación

La Policía, en coordinación con la Fiscalía, busca esclarecer el hecho, los motivos del crimen y si existe una conexión con los anteriores asesinatos. Según el fiscal González, los familiares evitaron dar detalles a los investigadores, al parecer, por temor. Hasta el cierre de esta edición, aún no se reportaban detenidos.

Antecedente

En diciembre de 2015, un tribunal de Guayas sentenció a Jimmy Maya, Jery Góngora y Byron Velásquez a 34 años de cárcel por el crimen de Jorge Rosado. La víctima conversaba con su hermano y unos amigos cuando un sujeto bajó de un auto y, al grito de “¡alto... policía!”, disparó al grupo.