Actualidad

Acoso a cambio de fama: pasa tambien en Ecuador

La industria del entretenimiento vive una ola de acusaciones por acoso sexual a sus estrellas. En Ecuador el panorama es reservado y, aunque hay sospechas, no hay denuncias.

Referencial. El acoso sexual en los medios ha sido siempre un secreto a voces, según la psicóloga clínica Ada Vargas.

Es una tarde cualquiera. Una chica se dirige a lo que sería una entrevista de trabajo que, con suerte, podría convertirse en su gran debut en el mundo del espectáculo.

Con esta idea en mente y llena de ilusión ingresa a la oficina de un productor cinematográfico que luego de preguntas sencillas intenta negociar con la joven un puesto en su próxima cinta, a cambio de sexo. Este pequeño relato ficticio, pero muy apegado a la realidad, muestra por lo que han atravesado varias mujeres en la industria del entretenimiento.

Basta revisar la prensa en la última semana para darse cuenta de que el tema que llena los titulares es el acoso en Hollywood y cómo los rostros femeninos más importantes de la meca del cine han contado sus experiencias.

La primera en tomar el asunto como bandera de lucha fue la actriz Ashley Judd, una de las principales figuras en el reportaje del New York Times que destapó el escándalo. Se dice que desde los 90, Harvey Weinstein ha propuesto a actrices y modelos noveles darles un puesto laboral a cambio de que ellas le brinden placer.

Las investigaciones ya iniciaron por parte de las autoridades estadounidenses. El tema es tan radical que en talkshows y comedias se hacían bromas al respecto. Así pasó en un episodio del programa 30 Rock, cuando el personaje Jenna (Jane Krakowski) dijo que no le tenía miedo a nada en la industria porque “rechazó tener sexo con Harvey Weinstein en no menos de tres oportunidades... de cinco”.

La psicóloga clínica ecuatoriana Ada Vargas, especializada en delitos sexuales, explicó a EXPRESIONES que la vergüenza es la razón para que se den a conocer tardíamente situaciones de este tipo. Su opinión es congruente con la de varias de las intérpretes que recién dan a conocer estos casos.

“Pensé que me despediría”, comentó Gwyneth Paltrow. En su cuenta de Instagram, Cara Delevingne explicó que le daba “vergüenza” de la opinión de sus familiares y amigos por los incómodos momentos a los que había sido llevada por el productor.

Pero las pruebas para conocer nuevos rostros no solo se dan en el cine extranjero. Ese es el proceso adecuado para encontrar el talento idóneo para un programa de televisión o largometraje, y en Ecuador también se lleva a cabo.

¿Pero existe en la TV nacional el mismo problema? Talentos de pantalla y productores comentan al respecto. Ninguno asegura que se produzcan estas incómodas situaciones, pero admiten que todo es posible.

Ecuador no está aislado

Anita Buljubasich, productora y presentadora de TV

“Elucubrando creo que muchas actrices de Hollywood seguramente callaron por temor a perder sus trabajos y todo lo que ese lugar significa como plataforma para alcanzar fama mundial. Personalmente, y supongo que debido a mi forma de manejarme, jamás fui condicionada para poder lograr mis metas laborales. Siempre primaron mi iniciativa, responsabilidad, cumplimiento, honestidad y franqueza. En lo laboral jamás me ha ocurrido un momento similar a lo vivido por estas actrices. Y en la calle, obviamente en mi juventud, existieron momentos incómodos, pero creo que finalmente me fortalecieron como mujer. El secreto creo que está en nunca dar pie a segundas interpretaciones. Si hay casos en la televisión nacional, supongo que son aislados, pero no puedo aseverarlo”.

Lester Zavala, director de televisión

“No siempre se ha manejado tan transparentemente el asunto del ingreso de talentos a la televisión. Claro que pasan episodios de acoso, pero creo que cada vez los canales son más cuidadosos en eso y los procesos de selección son más serios, menos apadrinados. Años atrás era más común escuchar que actores, actrices y modelos daban favores sexuales a cambio de salir en pantalla, pero eran el 1 % de quienes sí tenían talento y entraban con su esfuerzo”.

Yuribeth Cornejo, participante de reality

“Recibir una propuesta indecorosa te puede ocurrir en cualquier lado. Por suerte nunca me ha tocado, pero sé que a una amiga en su colegio un profesor le pidió tocarle la pierna para pasarla de año. En el mundo de la televisión yo no he tenido problemas, pero algunos chicos sí creen que por entrar a un reality encontrarán fama y fortuna y, en su ignorancia, caen en esta desesperación. Lo que me ha ocurrido a mí es que seguidores me envían fotos de sus partes íntimas en redes sociales. A los hombres también les pasa”.

Marlon Acosta, director de TV

“En mi experiencia y dentro del canal, los castings o llamados de selección se hacen de manera masiva y se hacen las convocatorias por el mismo programa, por lo que no ocurre algo privado. Yo no me voy a hacer el ciego o sordo sobre la opinión de la gente, o supuestos casos, de que hay chicos que para ingresar a la televisión pasan por esto (tener sexo con algún directivo). Yo asumo que esto inicia porque no fue aceptado y se corre un mal rumor. También puedo decir que hay chicos dispuestos a todo, a los que no les importa nada a cambio de salir en televisión. Ellos son los que escriben o dicen que pueden hacer lo que sea para obtener el puesto”.

La experta

“El acoso sexual en los medios ha sido siempre un secreto a voces. No podemos generalizar, pero la mayoría de personas que han sido abusadas por acoso o violación sienten culpa. Piensan en lo que habría pasado si no hubieran hecho esto o aquello, o que lo permitieron inconscientemente. Con el tiempo, la persona agraviada empieza a aceptar que no fue por ella. Cada vez hay más información y eso los ayuda a aceptar el hecho.

El acosado nunca es el culpable porque él no lo busca. Es víctima. También hay que dejar claro que existen personalidades narcisistas que, en su afán de fama, pueden acceder a cualquier propuesta, pero eso no es acoso. Cada caso debe ser investigado a fondo y de manera particular. Yo he receptado denuncias de hombres y mujeres que laboran en medios, y hasta en política, que han sido acosados por compañeros o jefes. Esto se da en cualquier ámbito y estrato social”.

Ada Vargas,

psicóloga clínica especialista en delitos sexuales

Otros casos de Hollywood

Bill Cosby

A principios de año este actor fue acusado de acosar y abusar sexualmente de 35 mujeres. Ellas declararon que Cosby las drogaba para llevar a cabo los delitos.

Roman Polanski

El cineasta franco-polaco conoce muy bien su situación legal. Si pisa Estados Unidos, será detenido. En 1977 fue arrestado e imputado en Los Ángeles por cinco delitos sexuales contra una niña de 13 años, Samantha Gailey (ahora Samantha Geimer). Aceptó declararse culpable y para evitar ir preso huyó a Europa.

Demi Moore

Lawrence Bass, un exempleado de la famosa actriz, interpuso una demanda en su contra por acoso. Bass asegura que Demi Moore lo tocaba inapropiadamente y él no accedió a sus deseos.