Actualidad

Acontecimientos universitarios

Corresponde a las universidades recordar y analizar dos acontecimientos de gran trascendencia en su evolución histórica: el uno, el centenario de la reforma universitaria de Córdoba de 1918, fruto de demandas estudiantiles efectuadas entre marzo y octubre de ese año; el otro, el cincuentenario de las reivindicaciones de Mayo de 1968 en París. Ambas contribuyeron a consolidar principios que rigen la vida de los centros universitarios.

Con la reforma de Córdoba se reconoce la autonomía universitaria, se acepta el cogobierno con participación del estamento estudiantil en decisiones institucionales, se establece el acceso a la cátedra previo concurso de méritos y oposición, se incluyó la labor de extensión que terminó con una universidad enclaustrada en sus predios y que entregue su aporte en la solución de los complejos problemas sociales con propuestas concretas, técnica y científicamente sustentadas.

El movimiento de 1968, originado con protestas de estudiantes de las universidades parisinas de Nanterre y La Sorbona, buscaba reivindicar amplios anhelos sociales. Sus proclamas (entre otras) de libertad -“prohibido prohibir”-, de igualdad -“las trincheras cierran calles pero abren vías a la igualdad”-, de fraternidad -“preferimos el amor a la guerra”-, tuvieron amplia repercusión en el mundo, como el reclamo estudiantil conocido como la “Primavera de Praga”, que reclamaba un socialismo más humano, y la masiva reacción estudiantil en México, que terminó en masacre. También repercutió en Ecuador, donde hubo represión y muerte de estudiantes. A ese movimiento se atribuye el haber terminado con la esclerosis de una universidad elitista, logrando igualdad de oportunidades en el ingreso y graduación de estudiantes, y el impulso a la innovación.

La Constitución ecuatoriana recoge los principios rectores de la educación universitaria y politécnica heredados de esos movimientos: autonomía, cogobierno, calidad, pertinencia, igualdad de oportunidades, integralidad del proceso educativo, libertad para producir pensamiento o conocimiento. Consagra además un logro excepcional: su autonomía financiera conseguida por ley en 1996.