Actualidad

Accion ciudadana

El alcalde Nebot, que tiene muy claro que no puede intentar trabajar en todos los asuntos dignos de atención, más allá de sus competencias legales y sobre todo más allá de los recursos financieros con que cuenta (pero que debe interesarse por todo aquello que compete a la vida del cantón y la de sus habitantes), convocó ayer a los medios de comunicación para darles a conocer una nueva iniciativa sustentada en la más amplia y plural participación ciudadana: el programa municipal especial de prevención y acción para combatir la violencia contra las mujeres en la ciudad de Guayaquil.

En efecto, compete a la vida de los habitantes del cantón la suerte de sus mujeres, que están siendo víctimas de una violencia creciente. Para ello, como resaltó el alcalde, no solamente hay que generar una cultura de no violencia sino que también hay que acabar con la impunidad reinante que, en todo género de delitos, permite tener casi la certeza de que con un poco de ciertas influencias es posible burlar la ley o, por último, pagar pequeñas penas, salir en libertad y volver a delinquir.

El plan, denominado Amiga, ya no estás sola, fue presentado a los comunicadores por la asambleísta Dayana Passailaigue, quien informó que este se iniciará formalmente la próxima semana y contempla un desarrollo en etapas que revelan una cuidadosa planificación.

Así, partiendo de una campaña comunicacional orientada a modificar los anómalos patrones culturales que al respecto mantiene una mayoría de la población, tanto por parte del agresor que lo cree normal o de la agredida, que por razones semejantes, por miedo u otras formas de sometimiento, no se atreve a denunciar. Se contará con una línea telefónica a cargo de la Corporación de Seguridad Ciudadana de Guayaquil, donde se proporcionará información especializada o se podrá hacer denuncias a las que se dará respuesta inmediata. Por el estilo, el programa contará también con clínicas móviles para atender a las víctimas de la violencia, robustecerá la Casa Hogar de Nazareth y mantendrá un registro municipal de los casos y tipos de violencia. Bien por ello.