El abandono de vehículos en Quito busca una solución

  Actualidad

El abandono de vehículos en Quito busca una solución

Más de 8.000 vehículos en los patios de retención. La mitad irá a remate o chatarrización. Algunos son por infracciones y otros por accidentes

Carritos- abandono- chatarra
Trámite. Previo al inicio del remate o chatarrización se comunicará a los dueños de los vehículos, por redes sociales, del proceso.Ángelo Chamba/EXPRESO

En búsqueda de una solución que brinde algo de oxígeno. La Agencia Metropolitana de Tránsito (AMT) espera concretar hasta mediados de enero el inicio de un proceso de remate y chatarrización de vehículos que prácticamente han sido abandonados en los patios de retención de la entidad, que están ubicados en diferentes puntos de Quito.

En junio de este año, Soledad Benavides perdió el control de su automotor y chocó contra una baranda. Por tratarse de un bien público y por el monto de los daños, su automóvil fue llevado a uno de los nueve patios que hay en la ciudad. Ella cumplió con todos los pagos y trámites y pudo recuperar su bien.

Pero no sucede lo mismo en todos los casos. Aunque la cifra varía cada día, hasta el jueves pasado en los patios de retención vehicular del Distrito Metropolitano había 8.282 automotores retenidos.

JAIME VACA

"El personal debe rotar para romper esquemas de cobros"

Leer más

Ahí se pueden encontrar desde carros y motos con varios años de uso hasta automóviles nuevos de alta gama. Son llevados por incumplir las normativas municipales, por ejemplo, el pico y placa o la matriculación, hasta por estar involucrados en accidentes graves o delitos. En este último caso, interviene la Policía Judicial.

Tras varios meses de proceso y de un análisis técnico Marco Espinosa, director de Fiscalización de la AMT, le dijo a EXPRESO que ya tienen el número de vehículos que entrarán al proceso de remate y chatarrización: 4.136.

“ Las motocicletas serán 2.543; vehículos livianos 2.508 y vehículos pesados 85. De acuerdo a la normativa vigente, han cumplido de uno a tres años en los centros de retención vehicular”, señaló el funcionario.

Uno de los mayores problemas que provocan el abandono de los automotores son los valores pendientes acumulados que tienen los infractores. Por eso, la AMT antes de que inicie el proceso de remate y chatarrización trabaja con la Dirección Metropolitana Financiera para brindar títulos de crédito y dar una última oportunidad.

Las autoridades municipales también sacan los cálculos sobre los costos que implican tener retenidos los automotores, algunos hasta por más de cinco años.