Actualidad

Mas de 80 funcionarios elaboran la proforma 2019

Técnicos del Ministerio de Finanzas trabajan desde septiembre para elaborar el presupuesto. Otras cinco entidades y un ‘software’ se suman a la tarea.

Imagen referencial. Uno de los retos que deberá afrontar el Ministerio de Economía y Finanzas es seguir reduciendo el déficit fiscal.

Mucho café, 16 horas de trabajo diario y hasta fines de semana. Así se ultima la proforma presupuestaria de 2019, de acuerdo a funcionarios del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), que será enviada a la Asamblea entre hoy y mañana para su discusión y aprobación.

Preparar el documento que define, por ejemplo, el gasto en salarios, los posibles ingresos del Gobierno, la adquisición de deuda, entre otros rubros para todo un año, requiere del trabajo de 60 personas de la Subsecretaría de Presupuesto, según el Ministerio de Finanzas.

A ese equipo se suman 20 o 25 personas de la subsecretarías de Relaciones Fiscales (que manejan gobiernos autónomos y empresas públicas), de la Política Fiscal, de Financiamiento Público y de la Dirección de la Calidad del Gasto Público. Es decir, participan unos 85 funcionarios de la Cartera de Estado en el proceso.

Pero no solamente personal del MEF participa en el trabajo. El Servicio de Rentas Internas (SRI), el Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador (Senae), el Banco Central del Ecuador (BCE), la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) también participan de la elaboración.

¿Cuánto tiempo toma realizar la proforma? Las entidades públicas tienen hasta agosto para enviar sus presupuestos y el MEF se dedica de lleno entre septiembre y octubre a realizar la proforma presupuestaria.

Al talento humano se suma un programa informático: Esigef, dice Finanzas. El exministro de Finanzas Carlos de la Torre explica que las cifras se suben al programa informático para corroborar que se ajusten a las normativas vigentes, por ejemplo, los montos mínimos que se deben destinar a sectores como salud y educación.

A todo ese “proceso complejo” se suma el cabildeo político, dice De la Torre. De acuerdo a los ingresos previstos para el siguiente año y según lo permite la ley, se debe subir o bajar el presupuesto para diversos sectores, como universidades o gobiernos autónomos. “También se debe evaluar desde una perspectiva política qué se debe hacer”, dice De la Torre.

Para el exministro de Finanzas, Mauricio Pozo, la proforma se debe realizar bajo un principio de prudencia. No se debe subestimar gastos ni sobrestimar ingresos, asegura Pozo. Por esta razón, las autoridades no deben dejarse llevar por “demasiado optimismo” a la hora de hacer números. “Que hayan supuestos que estén más apegados a la realidad”, sostiene el economista.

Si bien la política interviene y no suele ser fácil de manejar a la hora de elaborar la proforma, Pozo asegura que debe primar el factor técnico.

Los retos

Seguir achicando el déficit

Uno de los retos que deberá afrontar el Ministerio de Economía y Finanzas es seguir reduciendo el déficit fiscal, es decir, la falta de recursos para cubrir todos los gastos. La falta de dinero hace que se deba recurrir a endeudamiento.

A inicios de este mes, el Gobierno anunció que entre enero y septiembre de este año el déficit del presupuesto del Estado se redujo en 1.664 millones de dólares, un 57 % menos que el reportado en el mismo período del año pasado.

El Gobierno busca llegar a déficit fiscal primario cero en 2021, es decir, que todos los ingresos cubran sus gastos, sin tomar en cuenta el pago de intereses de la deuda.

Las preguntas

Los pagos al IESS e intereses

El próximo año trae consigo la responsabilidad de volver a asumir el pago del 40 % de las pensiones jubilares que, en números del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social para este año será de 1.730 millones de dólares.

Pero no es lo único. En 2019, según analistas, también hay que sumarle otros egresos adicionales como los intereses que se generan por el pago de la deuda. Se estima que para el próximo año la deuda aumentaría otros 6.000 millones de dólares, por lo que se espera que en el rubro de intereses se presupueste por lo menos en unos 3.400 millones de dólares en la proforma. Unos 900 millones más que en este año.

html