En 2017 el Viernes Negro desplazo al Dia de la Madre

  Actualidad

En 2017 el Viernes Negro desplazo al Dia de la Madre

El 2017 que termina pasa a la historia como un año singular para el comercio. Por primera vez las ventas de noviembre por el Viernes Negro y el Cyber Monday desplazaron a las de mayo, que es cuando se celebra el Día de la Madre.

Comercio. Una de las tiendas que abrió desde las 07:00, por el Viernes Negro, fue TIA. La estrategia fue un éxito.

El 2017 que termina pasa a la historia como un año singular para el comercio. Por primera vez las ventas de noviembre por el Viernes Negro y el Cyber Monday desplazaron a las de mayo, que es cuando se celebra el Día de la Madre. Son palabras de Juan Carlos Díaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil (CCG) y en lo que coincide el presidente del gremio, Pablo Arosemena.

El dato sale en el marco de la charla Perspectivas Económicas de 2018, del analista económico Walter Spurrier.

Tras el éxito de venta en noviembre, el sector comercial está con la expectativa de ver si diciembre seguirá siendo el mes de mayores ventas del año. Porque puede ser que la mayoría de los clientes aprovecharon las ofertas, para adelantar las compras navideñas.

Aunque por el movimiento que se ve, dada la coyuntura económica del país que no es muy buena, parece que las ventas van a despuntar después del 22 de diciembre, fecha en que la mayoría de los trabajadores habrían cobrado el décimo tercer sueldo. Es la visión de los comerciantes del mercado Central y la bahía, dada en sondeo hecho por Diario EXPRESO.

El sector estima que este año va a cerrar con un crecimiento de un 7,5 %, la mayor parte de este desempeño se da por lo bueno que fue noviembre.

Esto se debe a que en junio se quitó el cobro de las salvaguardias, el Impuesto al Valor Agregado regresó a ser de un 12 % y no de 14 % y se está exportando más, por el acuerdo comercial con la Unión Europea, dijo Díaz-Granados. Agregó que las nuevas exportaciones vienen de las mypimes.

Pablo Arosemena dijo que la producción e ingreso de este año, por persona, es el mismo de hace cinco años. El PIB per cápita retrocedió un lustro a causa de la crisis. De acuerdo a la proyección del BCE para el 2017, alcanzará los $ 5.989, lo que significa apenas 0,06 % más que el 2012. Este es uno de los grandes desafíos del Ecuador, incrementar la productividad. Es necesario que la economía crezca a niveles por encima del crecimiento poblacional (2 % anual).

“La recuperación económica del 2017 se verá opacada si entramos a un proceso deflacionario. Todo extremo es malo. Tanto la excesiva inflación, como la deflación son altamente nocivas”, resaltó Arosemena. Hasta noviembre de 2017 se registraron tres meses consecutivos de inflación negativa que perjudica a las empresas, dificulta el mercado laboral y ralentiza la actividad económica. No obstante, es preciso aclarar que no se trata de deflación.