1820: Cuenca-Guayaquil,

  Actualidad

1820: Cuenca-Guayaquil,

Hoy el Ecuador celebra los 196 años de la Independencia de Cuenca. Histórica, social, económica y geopolíticamente, entre esta rebelde y valiente ciudad y Guayaquil siempre ha existido una relación y vínculo estrechos. No solo está marcada por la continuidad revolucionaria que los cuencanos dieron a la transformación de octubre. Hay mucho más que ese hecho y proceso en los relatos y en la tradición, lo cual se puede constatar como evidencia de esos lazos de amistad y fraternidad.

Los habitantes de la rebelde ciudad fueron los que de mejor manera comprendieron la magnitud y la importancia que tenía para esta región secundar la Revolución de Octubre de 1820. La asumieron como un proceso que debía hacerse realidad en toda la zona del Austro. Pues solo de esta manera la independencia, por la vía revolucionaria, dejaría de ser una consigna y aspiración para convertirse en un logro en todos los espacios de la antigua Real Audiencia de Quito.

Para los guayaquileños el pronunciamiento revolucionario de los cuencanos significó que esa importante región comprendía y reconocía que el proceso insurgente tenía que extenderse al área andina. Con esfuerzo, sacrificio, sangre y vidas los ciudadanos del Austro gestaron una acción revolucionaria que aunque duró poco (noviembre 3 a diciembre 20, porque fue sofocada en sangre), sin embargo dejó en claro que su población estaba con la línea de insurrección marcada por Guayaquil.

Sus héroes, conocidos y anónimos, su contribución social, económica, bélica y humana; el sacrificio de sus hijos, sus nombres y cuadros militares destacados siempre estarán en la memoria de los guayaquileños y de todos aquellos que bien comprenden la entrega de unos y otros para lograr que la independencia de Guayaquil y Cuenca se consagrara en el Pichincha en mayo de 1822.

En el parte de guerra de soldados y héroes muertos en ese glorioso Pichincha están nombres de valiosos cuencanos que el país debe recordar. Es hora de revalorizar ese gran sacrificio y aporte para apoyar la Revolución de Octubre y asimismo para avanzar con firmeza y decisión hacia la independencia definitiva lograda luego, en mayo de 1822.

Loor a la ciudad de Cuenca por ese importante aporte a la constitución de la unidad nacional, por la contribución heroica de sus revolucionarios del 3 de Noviembre de 1820.