Mas de 140 bomberos de Guayaquil fueron reacreditados

  Actualidad

Mas de 140 bomberos de Guayaquil fueron reacreditados

Superaron las pruebas que confirman que son capaces de salvar vidas, tras un terremoto.

Para obtener la certificación realizaron operaciones de búsqueda, rescate, extracción y traslado de víctima.

Luego de permanecer tres días en Santo Domingo de los Tsáchilas, 145 miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos de Guayaquil fueron reacreditados como Grupos USAR (Urban Search And Rescue) durante la “I Reacreditación de Grupos de Búsqueda y Rescate en Estructuras Colapsadas” organizada por el Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE).

Para obtener la certificación, los miembros del equipo, en horas de la noche y divididos en dos grupos, realizaron operaciones de búsqueda, rescate, extracción y traslado de víctima. El primer equipo, denominado ECU-12, lo hizo mediante un sistema de anclaje a través de cuerdas, y el segundo, denominado ECU-11 utilizando rompimiento de estructura o losa.

Durante la jornada se hizo un ejercicio de búsqueda, rescate y extracción de víctima en un entorno de materiales peligrosos. Allí los bomberos utilizaron equipos encapsulados.

▶Leer: El equipo radioactivo fue localizado en Quito

El Benemérito Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Cuenca y la Unidad de Rescate y Emergencias Médicas (UREM) de la Comisión de Tránsito del Ecuador también participaron de las operaciones. Para ello se formó un puesto de Comando Unificado entre los organismos de socorro, encabezado por el Teniente Coronel Lepoldo Terán, Segundo Jefe de Bomberos Guayaquil y líder del ECU-12. Asimismo, se desplegaron un total de 150 rescatistas y 20 vehículos.

Durante la jornada en la que se encontraron cuatro víctimas, se utilizaron diferentes procedimientos como llamado-escucha, apuntalamiento y búsqueda técnica mediante el uso de elementos tecnológicos como dron, cámara térmica y la cámara de fibra óptica, para evaluar temperaturas y movimiento de las víctimas.

El proceso de acreditación, que inició la SNGRE en el 2017, tiene como objetivo calificar a los bomberos del país para enfrentar eventos adversos de gran magnitud. Con esta reacreaditación, que se realiza cada dos años, se determinó si se han mantenido los estándares internacionales, protocolos y políticas que deben tener los grupos USAR cuya misión es salvar vidas de estructuras colapsadas después de un terremoto.

Al término de la jornada, Denys Maigua, Subsecretario de Preparación y Respuesta del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, aseguró que fueron superadas las expectativas para esta reacreditación. “Desde el 2017 hasta la fecha, hemos visto la transformación de los equipos, hemos visto la innovación de dispositivos tecnológicos, de gente”.