Quito

La historia del cine nacional se conserva en una plataforma

La cinemateca de la Casa de la Cultura trasladó su colección a la reserva digital ‘Evelina’.  La primera fase muestra el material desde 1840 a 1930

Imagen teatro sucre_02
La plataforma muestra la historia desde la llegada de las primeras imágenes móviles al país y su acogida.Cortesía

El filme dura tan solo cincuenta y tres segundos, y en él se puede ver el jubileo de la Reina Victoria de Inglaterra, con los oficiales, en traje de la época, al mando de numerosas carrozas.

Esas fueron las primera imágenes en movimiento que se transmitieron en el país, concretamente en 1899 en el Teatro Olmedo de Guayaquil.

Así inició la relación del Ecuador con el cine. Esas imágenes ahora se pueden consultar en ‘Evelina’, plataforma creada por la cinemateca de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, que recoge la historia del cine nacional y la pone al alcance del público, en el marco de sus cuarenta años de aniversario.

La reserva, que lleva el nombre de la primera actriz ecuatoriana, Evelina Macías, es liderada por Diego Coral, titular de la cinemateca de la CCE.

“La pandemia cambió un poco los planes que teníamos para la publicación y decidimos apostar por una plataforma multimedia para que llegue a más gente y sea más atractivo a los usuarios. A partir de ahí, añadimos la idea de que no sea solo una cronología, sino que fuera espiral y a la par de la historia se pudieran consultar los links y las imágenes”, explicó.

La plataforma recoge los primeros años de proyecciones, que llegaban al país a manera de curiosidades, y llenaban los teatros, y también las primeras imágenes grabadas desde el Ecuador para el mundo.

CENTRO HISTORICO(33292940)

Impagos y sin presupuesto, el futuro de la Fundación Teatro Nacional Sucre es incierto

Leer más

El primero en filmar al país fue el italiano Carlo Valenti, que en 1906 grabó la procesión del Corpus Christi, y luego trasladó en tren un cinematógrafo hasta la capital.

El cine tuvo una rápida acogida, y apenas cinco años después surgieron los primeros directores nacionales.

Curiosamente, era la política la que impulsó la filmación, pues la empresa Ambos Mundos mostró el filme la “Recepción del excelentísimo señor Víctor Eastman Cox”, que mostraba al entonces presidente Eloy Alfaro. Tras su asesinato, la compañía invirtió en equipos para filmar la posesión del liberal Leonidas Plaza.

La plataforma, así mismo, recoge los primeros intentos por hacer cine de ficción en los años veinte, y el descalabro del cine, que se asentó en los años treinta, con el arribo de la Gran Depresión, y posteriormente con la llegada de la Segunda Guerra Mundial.

Imagen 19 - MARIELLA TORANZOS - DIEGO CORAL (30434300)
Diego Coral, director de la Cinemateca Nacional señala que el proyecto se irá implementando por fases. La segunda estará lista en cuarenta y cinco días.Angelo chamba

“En esa época la producción bajó tremendamente, porque no había presupuesto para cine, pero lo que tenemos son los filmes de quienes llegaron al país a hacer registros etnográficos, como Rolf Blomberg, quien es súper importante en nuestra historia”, dijo.

La primera fase de ‘Evelina’, termina en 1930, pero ya se prepara la segunda. Esta abarcará el periodo entre 1930 y 1950 y estará lista en julio.

Al igual que la primera fase, la segunda no solo narrará de manera lineal la historia del cine en el país, sino también el contexto en que se desarrolló.

gabriela-vargas

Gabriela Vargas Aguirre o versos para incendiar la habitación

Leer más

“La cultura cinematográfica no solo existe como gente que ha podido hacer cine, sino que existe en un contexto político determinado”, explicó Coral.

Eventualmente se espera incorporar los 12.000 registros audiovisuales que tiene la cinemateca de la CCE.

Y sin duda habrá sorpresa, pues entre el material se encuentras filmes que incluso se creyeron perdidos como el noticiero realizado por Ambos Mundos, donde parece el expresidente José Luis Tamayo.

Esta resurgió hace dos años en la embajada de Ecuador en París y se sumó a la colección de la entidad cultural.

“Desgraciadamente hay muy poco acercamiento al cine nacional. Si uno sale a preguntarle a la gente en la calle qué sabe del cine ecuatoriano quizás mencionen ‘La Tigra’ o ‘Ratas, ratones y rateros’. Queremos cambiar esa realidad y que la gente se acerque a nuestra historia”, señaló el funcionario.