Quito, en caos por la falta de limpieza y los malos vecinos

  Quito

Quito, en caos por la falta de limpieza y los malos vecinos

En varios sectores no hay contenedores y la basura se acumula en postes En otros barrios, pese a tenerlos, los desechos están todos desparramados

WhatsApp Image 2022-05-10 at 3.11.30 PM
Perros. El problema no es solo la falta de capacidad de los contenedores, sino que la gente deja la basura donde quiere y eso atrae a perros, ratas y mosquitos.Kátherin Heredia

Tras recorrer la capital, el problema de la recolección y contenerización de basura quedó expuesto. En el norte, la falta de recipientes para los desechos y la mala educación hace que las fachadas de las viviendas, calles y aceras se conviertan en espacios de acumulación de desperdicios.

Y en el sur, la situación no es mejor. Pese a contar con hasta tres contenedores de basura en una misma cuadra, mantener la higiene es casi imposible.

Aceras de Quito

Las calles de Guayaquil y Quito, intransitables y egoístas con el adulto mayor

Leer más

Nancy Vela, moradora del barrio Cuatro Esquinas, en el norte de la urbe, cuenta que el muro esquinero de su casa se convirtió en uno de los botaderos de residuos de sus vecinos, desde hace 15 años. Así como los hidrantes y postes, donde la gente cuelga y acumula todo tipo de desechos.

Resignada, la mujer menciona que no le queda de otra que aceptar esta situación, más que nada para evitar que los perros callejeros destruyan las fundas y aumente la insalubridad.

“La basura se apila en la calle, y otros vecinos más conscientes cuelgan las fundas en la ventana de su casa hasta que llegue el camión. En cada esquina uno se encuentra con estos ‘adornos’ malolientes. Ya son parte de la decoración”.

Para Daysi Mala, quien vive hace 13 años en el barrio Redin 2, Llano Grande, noreste de la ciudad, la situación no es diferente. Cada tarde, mientras atiende su negocio de comida rápida, cuenta que debe estar al “susto y al brinco”...

“No puedo sacar antes las bolsas porque no hay contenedores, y si quiero evitar que los perros ensucien, me toca ‘cazarle’ al carro de basura. Tampoco permito que las amontonen cerca de mi negocio porque eso genera moscas que ahuyentan a los clientes. Necesitamos ayuda urgente”.

En el sur, pese a que existen contenedores en las calles principales y secundarias, los desperdicios sobrepasan la capacidad y se desparraman.

Eduardo Garcés tiene un negocio de comida en la Villaflora. Dice que la pereza y comodidad de la gente del sector hace que las vías luzcan insalubres e incluso intransitables.

“A las personas les da vaguería alzar la tapa. Amontonan la basura en los que no las tienen, porque fueron robadas”.

Roberto Núñez vive en la ciudadela Atahualpa, y añade que la recolección de desechos en la zona solamente se da una vez a la semana, y que, además, debido a la falta de las tapas, la basura se riega cuando se sobrepasa la capacidad.

“La gente se encarga de destruir lo que es nuestro. No cuidamos entre todos. Muchas veces los chatarreros son los que los desmantelan”, asegura.

Marcela Cevallos, coordinadora general de operaciones de la Empresa Pública Metropolitana de Aseo de Quito, Emaseo EP, manifiesta que están realizando estudios técnicos para implementar contenedores en otros puntos de la ciudad, como los mencionados en este reportaje. Pero que pese a ello, los recolectores están cumpliendo con los horarios y rutas de recolección establecidos para mantener la limpieza.

Señala que los puntos más críticos se ubican en el sur, porque ahí se concentra en mayor cantidad el comercio informal. “Pese a tener contenedores, se deben respetar los horarios de recolección y evitar sacar desperdicios que no son permitidos, como colchones, muebles, residuos de concreto que dañan estos bienes públicos. Debe existir colaboración mutua”.

Una estrategia para luchar contra los malos vecinos es ubicar cámaras de vigilancia y altavoces. Desde el ECU 911 se envía un mensaje para advertir cuando a los que botan basura.

Todos los quiteños debemos cuidar los contenedores y ser educados en la recolección y manejo de desechos. Hay que cuidar la ciudad entre todos.

Marcela Cevallos Empresa de Aseo de Quito.

“Pagamos impuestos cada mes y también merecemos ser atendidos por las autoridades. No podemos convivir más con esta suciedad y desorden”.

Nancy Vela, Moradora Cuatro Esquinas

  • Deficiencia. Hay sectores que esperan la contenerización por años. La gente sale a dejar la basura sobre techos para que los perros no destruyan las fundas.

  • 7.648 Contenedores existen en la ciudad. Más de 2.000 toneladas de basura recoge Emaseo EP al día.