El arte se pinta de solidaridad

  Quito

El arte se pinta de solidaridad

Las fundaciones dedicadas al cuidado animal reciben el apoyo económico de artistas locales

JAVIER BRAVO PINTURA  (33222665)
La línea de ropa By Javi destina parte de sus ventas para apoyar a fundaciones de rescate animal. El artista quiteño Javier Bravo tiene mascotas rescatadas en su hogar.GUSTAVO GUAMAN / EXPRESO

Es uno de los sectores más vulnerables y, al mismo tiempo, de los menos atendidos en la capital. Los animales callejeros enfrentan más de un peligro ante la emergencia sanitaria derivada de la propagación del coronavirus y no hay alternativas de atención y ayuda. Las fundaciones privadas y el Municipio de Quito no se dan abasto para precautelar a una población creciente.

Mascota

Perros y gatos perdidos, con pocas opciones de volver

Leer más

Aunque no hay datos oficiales específicos, basta con dar un recorrido por los barrios populares de Quito para verificar que hay más perros y gatos callejeros desde el inicio de la pandemia. Muchos fueron abandonados por sus dueños por un temor infundado a contagiarse de COVID-19 o porque no tienen comida para mantenerlos. Sea cual sea el motivo, las organizaciones de rescate animal coinciden en que la emergencia se siente con fuerza en este sector.

Esas mismas organizaciones reconocen que una de las alternativas de solución -quizás la más viable- es la adopción de los animales callejeros. Es imposible, dicen los voceros de las fundaciones, que un albergue pueda mantener a todas las mascotas, pero sí es posible que una familia proporcione un hogar a un perro.

Durante la emergencia sanitaria, según datos de fundaciones como Urbanimal, el número de animales domésticos abandonados se incrementó en Quito.

Ese fue el camino que tomó el artista quiteño Javier Bravo. Junto a su novia Alejandra, el pintor adoptó a cinco mascotas. Tiene dos gatas y tres perras en su casa. Todas, cuenta admitiendo que el número es alto, fueron rescatadas de situaciones precarias.

Una de las perritas no tiene un ojo, otra carece de una pata. Son animales que habitualmente no son los predilectos a la hora de adoptar. “En la fundación nos comentaron que eran perritas que nadie quería y que ya llevaban algún tiempo en el lugar. La idea de ayudarles es que estos perritos, que llevan más tiempo sin ser adoptados, sigan teniendo lo necesario para alimentación y cuidados médicos”, cuenta.

Ese sentido de solidaridad motivó a más acciones. Bravo es el fundador de la marca de ropa By Javi que plasma dibujos hechos a mano en hoddies. Parte de las ganancias ayudan a organizaciones como Protección Animal Ecuador (PAE).

El plan de apoyo es un círculo positivo. Los clientes de Bravo piden que sus mascotas sean retratadas en los hoddies como una muestra de afecto. Ese dinero se destina, en parte como una donación voluntaria, a las organizaciones que rescatan y atienden a otros animales. PAE, como muestra, usará los fondos obtenidos para distintos proyectos de trabajo que existen en la organización. Eso sí, y es parte del acuerdo entre el pintor y la fundación, cada comprador sabrá en qué proyecto se está usando su dinero.

“Considero que el dirigir parte de las ganancias a una ayuda social es un sentido de responsabilidad que toda empresa o emprendimiento debería tener”.

Hay otro beneficio. El comprador de las prendas de vestir recibe una pieza de arte única. Bravo, a sus 25 años, es licenciado en Artes Contemporáneas por la Universidad San Francisco de Quito (USFQ). Es uno de los pocos artistas nacionales que domina el uso de la tinta china. “Cada hoddie es una pieza de arte que tiene un profundo sentido social”, aseguran sus clientes.

40 dólares cuestan los hoddies de By Javi. Parte de recursos se destina a fundaciones de rescate animal.
WhatsApp Image 2021-04-09 at 14.40.10

Guayaquil: Más paseos con los amigos de cuatro patas

Leer más

Las piezas son exclusivas, además, porque el artista conversa con cada cliente para obtener anécdotas de la mascota a dibujar. Una experiencia que realza el compromiso del arte con la sensibilidad.

La presentadora de televisión Allison Corral también impulsa el apoyo al rescate animal. Además de su constante activismo y voluntariado, la periodista cuenta que respalda propuestas como las de By Javi. “Ayudar con aportes económicos mensuales, comida o apoyar sus campañas de financiamiento significa que las fundaciones van a seguir cumpliendo con su labor de darle una nueva oportunidad de vida a esos animalitos”, destaca.

El presentador de radio y televisión, Ceviche FM, es otro de los animalistas comprometido con la causa. Según contó, su compromiso social es una retribución a todo lo que recibe de sus mascotas. “Los animales nos enseñan una forma de vida diferente. Viven en armonía y coexisten entre ellos. Coexistir es la palabra clave porque el ser humano solo está dedicado a destruir todo. El ejemplo que nos dan los animales tiene que ser retribuido de alguna manera. Esa manera es dándoles cariño”, asegura.

Lary Mello (Taste My Closet), influencer brasileña radicada en Quito, es una de las animalistas más visibles en redes sociales. Para ella, es natural apoyar a todos quienes ayudan a los animales rescatados. Toda campaña es bien recibida si permite que un ser vivo sea tratado con amor, respeto y dedicación.

El proyecto de Bravo es una de las campañas más atractivas. El artista contó que su propuesta no se limitará a organizaciones de rescate animal aunque esa línea seguirá siendo prioridad. Esta semana iniciaron las conversaciones con la Asociación Ecuatoriana de Padres de Niños, Niñas y Adolescentes con Cáncer (Asonic).

El Municipio intensificó el trabajo de rescate

Gato

¿Cómo saber si mi gato ha engordado?

Leer más

La administración municipal de Jorge Yunda ha dado un énfasis especial al trabajo de rescate y atención animal. En este periodo se han emitido ordenanzas y se han fomentado alianzas para el trabajo de atención especial para la fauna urbana.

La fundación Urbanimal y la Agencia de Control Metropolitano atienden denuncias ciudadanas para la intervención. Desafortunadamente hay alertas falsas que generan confusión y pérdida de tiempo.

Este año, por ejemplo, las autoridades municipales acudieron al rescate de un perro que estaba encadenado en un balcón. La imagen llegó por redes sociales y luego se pudo confirmar que el animal era de plástico.

En redes sociales también circuló un video de un supuesto maltrato animal que luego fue desmentido tras una visita a las mascotas.