A los 100 días de gestión del alcalde Guarderas, la capital avanza lento

  Quito

A los 100 días de gestión del alcalde Guarderas, la capital avanza lento

El actual alcalde asumió definitivamente el cargo el 30 de septiembre de 2021, tras el fallo de la Corte Constitucional sobre la remoción de Yunda.

Guaderas
Ciudadanos se quejan y exponen los puntos críticos de la urbe en la administración del nuevo alcalde.Gustavo Guamán

El alcalde de Quito, Santiago Guarderas, cumplió 100 días de gestión, luego de la remoción de Jorge Yunda. Autoridades y ciudadanos no han sentido avances en la capital.

Aseguran aún hay problemas pendientes en temas de movilidad, inseguridad, salud, repavimentación y recolección de basura. Algo que arrastra la urbe desde hace años.

Foch- seguridad- brillo

La Mariscal pierde brillo y otras zonas la desplazan

Leer más

Guarderas justificó ayer en un conversatorio y comentó que los cambios toman su tiempo, principalmente “porque los procesos han estado viciados... hemos pedido a Contraloría que acelere los procesos investigativos”, dijo.

Para Jorge Montenegro, empleado público, uno de los mayores problemas de la urbe es el estado de las calles. “Algunas son intransitables debido a los cráteres”. Guarderas dijo que las vías quiteñas no están en buenas condiciones, pero que se debe a que “no hubo jamás mantenimiento. Las construyeron y las dejaron a la buena de Dios”.

Objetó que no se encontraron estudios de suelo para un cronograma de repavimentación. Por lo que el Cabildo todavía está en esos procesos, mientras ha ido bacheando los huecos que avanza. Unos 4.500 a la semana, según el alcalde.

Está pendiente la aplicación de la Ordenanza 017, la cual establece la mejora del servicio de transporte urbano y la reorganización de rutas y frecuencias. Se estarían revisando los procesos que ya han tenido varias observaciones tanto de ediles como de expertos. “Esto es empezar de menos de cero”, insistió Guarderas.

asesinos

Quito: la seguridad en El Chaquiñán preocupa luego de violento asalto

Leer más

La percepción de los quiteños es “que no se puede caminar tranquilo en la ciudad”, según Adriana Velázquez, ama de casa. Según Guarderas, eso le corresponde al Gobierno central, pero se ha propuesto trabajar en la disminución de los índices de violencia. Por ejemplo, ya entraría en debate del Concejo Metropolitano la Ordenanza de Uso de Armas Blancas, que pretende restringirlas a los espacios públicos.

“La ciudad no está brillando, pero está limpia”, espetó Guarderas. En la empresa responsable de la recolección también se hallaron falencias, según el Cabildo, por lo que en marzo se comprarán 12 recolectores.

Para el concejal Luis Reina, los argumentos de Guarderas no son convincentes, pues a su juicio “él ya sabía de todas las falencias”. “Vino con un discurso fiscalizador y no se ha visto nada”. Por su parte, Fernando Morales, también edil, dijo que este avance lento es propio de la transición de una gestión a otra. Aunque considera que este ya es un nuevo año y no debería haber ninguna excusa para poner en orden la ciudad.