Editoriales

Significado del Bicentenario

Deberemos inaugurar una nueva era que defina claramente nuestra condición de sociedad madura.

A inicios del siglo pasado los guayaquileños mostraron su apego a la heredad guayaquileña dejándonos una herencia que nos identifica y es obra del arte monumental: el Parque Centenario. Hoy, estando ‘ad portas’ de otro aniversario de igual significado, es el momento propicio para llevar a cabo las actividades que evidencien nuestra visión colectiva del significado de Guayaquil: una visión que nos permita contestar preguntas como ¿qué es Guayaquil y cómo se proyecta al futuro?, ¿qué significa ser guayaquileño y por qué el serlo es una identidad singular que nos distingue como ecuatorianos?

Forjar la visión requiere tener acuerdos colectivos que guíen nuestro desarrollo en infraestructura, comunicaciones, calidad de vida, educación, inclusión, espacio geográfico, defensa del ambiente, manejo autónomo de nuestros recursos, vínculos con el resto del país y con el resto del mundo. Deberemos inaugurar una nueva era que defina claramente nuestra condición de sociedad madura, capaz de manejar nuestro destino, demostrando el talento y la voluntad para plantear las mejores opciones y liderar los cambios.

Será, a no dudarlo, la mejor forma de celebrar el ingreso a nuestra tercera centuria de independencia.