Recibo con inventario

  Editoriales

Recibo con inventario

"El optimismo y la esperanza que embargan a un gran porcentaje de la ciudadanía deben ser el combustible para emprender un trabajo conjunto de esfuerzo y sacrificio"

El gobierno que se acerca a su fin, al iniciar su gestión no comunicó con claridad el estado de devastación en que recibió al Ecuador. Por ello gran parte de la población le atribuye, en su totalidad, la grave situación económica por la que atraviesa el país, sin considerar que es, en gran parte, consecuencia del despilfarro y corrupción que primaron en el desempeño del régimen que lo precedió. Es un error que el presidente electo y su gabinete no pueden permitirse, lo que vuelve imprescindible que el nuevo gobierno exija a la administración saliente un inventario del Ecuador que recibe, y que debe dar a conocer en detalle a los ecuatorianos.

Sacar al país adelante va a ser una tarea dura. El optimismo y la esperanza que embargan a un gran porcentaje de la ciudadanía deben ser el combustible para emprender un trabajo conjunto de esfuerzo y sacrificio, conociendo la realidad que se va a enfrentar. Solo así se podrá pedir la colaboración de todos.

Que el 25 de mayo el flamante mandatario exponga el estado en que se encuentra cada uno de los sectores productivos y sociales, y las alternativas viables para poder superar los problemas que atraviesan, será requisito para lograr que las medidas que tome cuenten con respaldo popular y también con el apoyo inexcusable de la Asamblea.