Editoriales

¿Peatonalización o feria?

Peatonalizar no equivale a convertir en feria.

La reactivación del centro de Guayaquil es prioritaria. La iniciativa de la Alcaldía de cerrar un tramo de la Av. 9 de Octubre para que sea recorrido a pie, generó expectativa y gran afluencia ciudadana, sin embargo, debe hacerse una evaluación de sus pros y contras.

La obra pública busca beneficiar a todos, pero los propietarios de parqueos y locales de venta de electrodomésticos ubicados en el cuadrante que se peatonalizó se vieron afectados. Para evitarlo, el proyecto debió anunciarse con mayor antelación, permitiendo conocer lo planificado y escuchar los criterios de quienes pudieran verse afectados, dando lugar a acciones correctivas antes de su implementación. Y la selección de los emprendimientos participantes debió hacerse en función de criterios como innovación y línea de negocio, para no perjudicar la oferta comercial que ya existe en la zona. 

Deben contemplarse además las deficiencias del sector, como la falta de baños públicos y de suficiente sombra, y el congestionamiento vehicular que se genera en los alrededores.

Peatonalizar no equivale a convertir en feria. No se debe confundir conceptos ni manejar la planificación de la ciudad con base en un accionar de prueba y error. Hay que pensar en grande y buscar darle a Guayaquil el nivel de gran ciudad.