Editoriales

¿En qué momento se rompe la cuerda?

'Los límites del confinamiento, por lo tanto, están dados desde el momento en el que la presión social, producto de la desesperación, se desborda con igual o mayor violencia que la pandemia’.

¿Cuáles son los límites del confinamiento? El distanciamiento social es la negación de la economía en un país donde una parte significativa de la población debe subsistir del día a día.

Por otra parte, el aislamiento retarda la contaminación y es la forma más efectiva de evitar el colapso de un sistema de salud que, en nuestro medio, es extremadamente precario, como nos percatamos a diario.

Por ser vidas humanas, la contradicción trasciende los linderos de la Economía y se interna en los campos de la Ética. Son escenarios de guerra, tipo ‘triage’, en los cuales es necesario escoger entre opciones mutuamente excluyentes. Son, además, escenarios diversos, pues hay urgencias específicas y de corto plazo que se aplican en el caso de Guayaquil, en cuya economía pesan el comercio, el autoempleo y el trabajo informal, y donde la relación de dependencia, pública o privada (que asegura mayor estabilidad en los ingresos), es menor. Los límites del confinamiento, por lo tanto, están dados desde el momento en el que la presión social, producto de la desesperación, se desborda con igual o mayor violencia que la pandemia.

La labor de un gobierno es arbitrar estas contingencias. Quedamos atentos de las medidas a tomar.