Editoriales

Mantener el dólar

"... que expliquen en detalle cuáles serán sus políticas para apuntalar al sector exportador y con ello al dólar"

El 14 de agosto, ya en pandemia, escribí la columna Son héroes, para rendir homenaje a los exportadores no petroleros de nuestro país. Hoy casi seis meses después, siguen siendo los superhéroes que mantienen la dolarización. Es impresionante que entre 2020 y 2021, según el monitoreo que hace el equipo de análisis nuestro, estas exportaciones hayan crecido un 9.72 %. Cuando el dato del impacto de la pandemia dice que la economía decreció también más el 9 %. El banano creció un 11 %, el cacao un 22 %, la madera un 80 % y los productos mineros se acercan a los mil millones de exportación.

No me puedo imaginar cuánto más se hubiese deteriorado la economía familiar si no tuviésemos el dólar y un sector exportador que a pesar de la crisis se las ingenia para traer las divisas y así apoyar en algo a la economía ecuatoriana.

Con mucha tristeza leímos que el INEC presentó los últimos resultados de la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo. Según el reporte presentado este martes, la pobreza creció en 7,4 % durante 2020 para situarse en 32,4 %, desde el 25 % reportado a diciembre de 2019. La pobreza extrema nacional pasó de 8,9 % en 2019 a 14,9% en 2020. El mayor impacto se da en el agro, donde creció cerca de 9 % en 12 meses y se ubica en 27,5 %.

Estos datos nos deberían llevar a exigir a los dos presidenciales que expliquen en detalle cuáles serán sus políticas para apuntalar al sector exportador y con ello al dólar. Cómo van a llegar a acuerdos con estos tenaces empresarios para facilitarles un entorno competitivo y que aumenten su productividad.

No debería ser muy difícil convocarlos a un gran acuerdo para mejorar la competitividad de sus factores de producción. No inventen, pregunten.

Ese tercio de población económicamente activa está a la espera, no de regalos, que se agotarán a la semana, sino de que se dé ese gran acuerdo por el empleo, en el cual empresarios, academia, sociedad civil y gobierno coincidan en que el gran enemigo es la pobreza y actúen en concordancia. Los queremos oír.