Editoriales

Manejar la crisis

'El gobierno nacional está obligado a pensar en medidas de futuro que atiendan el Ecuador que nos deja la pandemia’.

Con ánimo patriótico y teniendo claro que en estos días la mayor certeza es la incertidumbre, cabe intentar algunas sugerencias orientadas a superar la crisis. Es elemental que el gobierno nacional tome el control de ella. A ratos pareciera que la crisis controla al gobierno, en función de las idas y venidas que se dan en temas claves por su repercusión económica o social. La insinuación de crear una fosa común, por ejemplo, fue innecesaria pero tuvo alto costo emocional. Claro que se podrá argüir que igual está ocurriendo en el mundo. Es evidente que mandatarios de otros países también han tenido idas y venidas en sus esfuerzos por superar la pandemia. En todo caso parece necesario que el gobierno haga un paréntesis en la atención de las urgencias sin abandonarlas y actué sobre las importancias, así, sabiendo que no es posible mantener fuera de la actividad productiva a toda la población, el gobierno nacional debe plantear modificaciones al distanciamiento social y confinamiento. Por supuesto, ello requiere profundizar la detección de los contagiados asintomáticos para romper la cadena de contagio, en ánimo de establecer cercos epidemológicos específicos de modo que, en acuerdo con lo detectado, se puedan reabrir ciertas actividades productivas.