Editoriales

La inmadura izquierda de América Latina

"Es urgente que la izquierda latinoamericana se ponga a tono con los tiempos"

Ha pasado mas de un siglo de la revolución que en Rusia acabó con el régimen zarista. De la China de la larga marcha, al menos ochenta. Las viejas ortodoxias marxistas, leninistas, maoístas han sido superadas por visiones pragmáticas que entendieron como inalcanzables a sus utopías en las propias naciones donde se intentó su rígida aplicación. De esperar sería que los seguidores latinoamericanos de esas visiones hayan evolucionado al ritmo que las exigencias del entorno les determinaron. Lamentablemente no ocurre así. La izquierda latinoamericana sigue aferrada a las antiguas ortodoxias que casi que aprendió de memoria y sabe recitar, olvidando que también las ideologías están sometidas a todo género de cambios, tal cual ellos predican que debe ocurrir en la vida de las sociedades.

Es tragicómico el esclerosamiento doctrinal de las que, también por ello, han sido denominadas izquierdas tercermundistas. Aborrecen el mercado mientras sus matrices practican un evidente socialismo de mercado y ya no son únicamente de propiedad estatal los medios de producción. Mantienen eso sí, la matriz totalitaria que les es propia y restringidas las libertades, la de expresión especialmente. Comercian con el mundo en condición de explotación y proliferan los millonarios. ¿Madurará la izquierda latinoamericana?