Que impere el patriotismo

  Editoriales

Que impere el patriotismo

Ecuador tiene que reestructurarse y para ello se requiere decisión, valentía y acción. Que se imponga el patriotismo ante todo

La discusión respecto a cuál es el camino a seguir para sacar adelante al país, en lugar de enfocarse en las soluciones factibles y prácticas en función de la realidad económica, social, legal y moral que se vive, y en cómo cada sector va a contribuir para lograrlo -aunque ello cueste-, se está centrando en qué es lo que no va a ceder cada quien, en tener la razón por sobre los demás y en desbaratar cualquier propuesta presentada, perfectible y potencialmente ejecutable tras debatirla, ajustarla y lograr un consenso.

En Ecuador no hay política, hay negocios. Y cada cual se dedica a defender su porción en el reparto, mientras la sociedad se deteriora a pasos acelerados, presa de la corrupción, la impunidad, el sicariato, el narcotráfico y una delincuencia desbordada que ya no respeta ningún límite.

Es prioritario frenar la violencia que se está tomando el país, resolver el futuro del IESS y cambiar una serie de leyes que no permiten que exista una justicia verdadera y transparente, que se generen nuevas plazas de trabajo, que fondos públicos vayan a salud y educación en lugar de destinarse a promoción electoral. Ecuador tiene que reestructurarse y para ello se requiere decisión, valentía y acción. Que se imponga el patriotismo ante todo.