Impacto económico de la invasión rusa

  Editoriales

Impacto económico de la invasión rusa

Sumando las pérdidas en flores y camarón y los incrementos en los costos de transporte es urgente potenciar la agro-acuicultura’.

Luego de mes y medio de la invasión rusa a Ucrania, es cada vez más notable el impacto de la guerra sobre la economía mundial y de manera particular, sobre la ecuatoriana. Estando en las fases iniciales de recuperación de las afectaciones que produjo la COVID-19, tanto los académicos como los organismos internacionales manifiestan acuerdo en cuanto a que hay un menor crecimiento económico, acompañado de una inflación que supera las previsiones más pesimistas. Si a ello se añade menor producción agrícola, dado que se han vuelto escasos y más caros los fertilizantes, que exportan tanto Rusia como Ucrania, habrá también una reducción en el rendimiento de los diversos tipos de cultivo y, como consecuencia, un alza de los precios en todo el planeta.

Entre nosotros, los combustibles que tenían un alza programada, continuarán incrementando su precio y es de esperar que aquellos que los mantenían congelados permanezcan en esa condición. Se calcula que entre Rusia y Ucrania le compran al Ecuador cerca de dos millones de toneladas anuales de banano. Las que adquiere Rusia provienen en un 96 % de nuestras plantaciones. Las de Ucrania son el 57 % de todo lo que importa. El volumen exportado equivale a $ 700.000.000.

A su vez el Ecuador importa desde Rusia un 33 % de los fertilizantes que utiliza.