IESS: otra víctima de la corrupción

  Editoriales

IESS: otra víctima de la corrupción

Es urgente asumir y transparentar la real situación del IESS y actuar en consecuencia’.

Cualquiera sea la institución pública sobre la que se reflexione, en relación a los males que la aquejan, siempre se encontrará entre los factores principales de ellos a la corrupción. También a la mala administración evidenciada por grandes despilfarros e inversiones fallidas, en donde igualmente se detectará el manejo doloso de los recursos o la ausencia de datos ciertos en temas claves como la magnitud de la deuda del Estado.

Partiendo de esos tres elementos de análisis, lo más complicado será superar lo que es sistémico y solo cabe insistir en terminar con la impunidad que fomenta la corrupción, facilitada además por el desorden administrativo y lo contaminado de los organismos de control. En cuanto al manejo adecuado de los recursos, ello no será posible de conseguir si las designaciones de sus directivos continúan obedeciendo a los cambiantes intereses políticos, que ampliaron irresponsablemente los beneficiarios sin considerar el debido financiamiento ni los cambios en la estructura poblacional. Finalmente, cualquier plan de mejoras debe partir de la veracidad de la información que se maneja para la toma de decisiones y, hasta ahora, en razón de corruptos intereses, no se cuenta con ella. Así, la situación del IESS puede ser un gran obstáculo para la reactivación económica.