Autocontrol en el feriado

  Editoriales

Autocontrol en el feriado

La frágil reactivación no puede verse amenazada por el descontrol de cuatro días de vacaciones’.

Ahora que las cifras de contagio por COVID en todo el país han disminuido notablemente, al iniciar este feriado de carnaval sin ningún tipo de restricciones se vuelve imprescindible el buen criterio ciudadano. Si bien es cierto que no habrá limitaciones, por sentido común quienes se movilicen a las playas o a variados destinos en la Sierra y Oriente deberán seguir evitando las aglomeraciones, preferir los espacios abiertos, guardar distancia social, y mantener un estricta higiene de manos y el uso de mascarillas. El COE Nacional fue claro al decir que el virus no se ha ido pero que ya el cuidado para evitar contagiarse será responsabilidad de cada ecuatoriano.

Debemos tener presente que solo una vez transcurridos unos días tras el periodo de descanso se verá en la ocupación de los hospitales si la colectividad actuó disciplinadamente o primó el desafuero, como ocurrió en las festividades de diciembre. Y de esos resultados dependerá que la actividad económica y social no se vea afectada con la imposición de nuevas restricciones en la presencialidad. La frágil reactivación no puede verse amenazada por el descontrol de cuatro días de vacaciones. Ante la difícil situación mundial por el conflicto ruso-ucraniano se requiere al país en marcha, con todo su músculo productivo en acción.