Editoriales

Acceso a la prensa

"Los medios han ejercido un papel preponderante en el descubrimiento y divulgación de escándalos de corrupción. Y lo han hecho durante décadas, ante la inercia de las autoridades de turno"

La promesa de la tan anhelada transparencia en la función pública no ha pasado de ser solo una quimera, un discurso desgastado por el uso y abuso de quienes privilegian los réditos políticos al bienestar de una nación. En ese contexto, la prensa ha ejercido un papel preponderante en el descubrimiento y divulgación de escándalos de corrupción en distintas instituciones. Y lo ha hecho durante décadas, ante la inercia de las autoridades de turno que se deshicieron en ofrecimientos vanos, mientras la sociedad deshojaba margaritas preguntándose cuándo le llegará el ocaso a la impunidad.

Porque el asalto a los recursos continúa sin que ningún poder del Estado pueda evitarlo y la burocracia sigue blindando las instituciones con el fin de que el periodismo no escudriñe en los hospitales, escuelas y demás entidades para conocer su situación, recogiendo denuncias ciudadanas acerca de la falta de acceso a múltiples servicios a los que tienen derecho como contribuyentes. Si la honradez es la regla y no la excepción, según las autoridades, las restricciones a la información no tendrían sentido. Así que, para ser coherentes con esta postura, abran sus puertas a la verdad, porque el que nada debe, nada teme.