Las lecciones de las Empresas Familiares en pandemia

  Columnas

Las lecciones de las Empresas Familiares en pandemia

En esta pandemia las empresas familiares son un buen ejemplo de resistencia, iniciativa, y solidaridad.

¡Pandemia otra vez! Sin embargo, la información que compartiré trae buenas noticias. Hasta hace poco cuando mencionábamos la alta proporción de las empresas familiares en el Ecuador, casi usábamos un tono de disculpa. La crítica aludía a la dificultad para sostenerse, sucesiones conflictivas, falta de profesionalización, su gobernanza, la tradición, su rigidez, etc. Comentarios más amables mencionaban que “en ellas uno se siente como de la familia” refiriéndose, mayormente, al ámbito afectivo. Pero las familias son complejas, y no debería extrañarnos que una empresa familiar recoja lo bueno, lo malo y lo feo de las familias. En esta pandemia las empresas familiares son un buen ejemplo de resistencia, iniciativa, y solidaridad.

El último informe del Proyecto STEP para Empresas Familiares, “Liderando el regreso: Cómo las empresas familiares triunfan sobre el COVID-19”, recoge las respuestas de empresas familiares alrededor del mundo, y visibiliza algunas de sus fortalezas.

Las cadenas de valor de todas las empresas se afectaron, los ingresos se redujeron y la reducción de costos se volvió apremiante. Pero, son estas estrategias las que les ha permitido mantenerse activas y competir: Responsabilidad Social, Transformación del Negocio o/y permanecer en Compás de Espera.

Un objetivo común fue aminorar el impacto de la pandemia entre sus colaboradores y la comunidad en general, y el manejo saludable de las relaciones con proveedores y clientes; respuesta que obedece a la visión de largo plazo de las empresas familiares y su propósito de legado principalmente. Nuevos modelos de negocio y la adopción de tecnología fue inducida por los cambios abruptos, como trabajo remoto, y digitalización. En consecuencia, se aceleró también la participación de las nuevas generaciones en algunos negocios familiares.

En Ecuador, se realizó una breve consulta a empresas familiares sobre sus reacciones ante la pandemia y se encontró que han implementado estrategias similares a las detalladas. Destacaron por su agilidad para tomar decisiones, así como su disponibilidad de capital. Aunque he comentado parcialmente los hallazgos del estudio realizado en 2020 por STEP, estos dejan ver que hay más de bueno, que malo y feo en las empresas familiares.