Columnas

Como si fuera la primera vez

La cultura organizacional ha sido uno de los temas más complejos de abordar en la pandemia, el trabajo remoto, con interacción reducida entre colaboradores... y nadie tiene aún la última palabra para mantenerla y reforzarla.

Ecuador no consigue destacar en el Global Innovation Index (GII); una de sus debilidades es la innovación empresarial. El emprendimiento interno o actividad emprendedora de los empleados, provee una vía para mejorarla; permite a la organización crear nuevos productos y servicios, diferenciar, desarrollar nuevas líneas de negocios, cambiar modelos de negocio, etc.

Este emprendimiento es relativamente bajo en América Latina, y usualmente alto en los países más innovadores del GII como Suiza, Suecia, y USA. ¿Por qué? Depende tanto de la organización como del empleado. De las políticas y prácticas de la empresa, y de su cultura organizacional. Esta última debería promover la confianza como un valor central de la empresa, de otro modo no se darían condiciones necesarias tales como la flexibilidad y la autonomía, la colaboración, el intercambio de información, entre otras. En cuanto al empleado, se esperaría curiosidad, iniciativa, creatividad, habilidades, trabajo en equipo, y, como todo emprendedor, persistencia. La confianza en la organización será un requisito sine qua non, para motivar su contribución.

La cultura organizacional ha sido uno de los temas más complejos de abordar durante este periodo en trabajo remoto, lejos de la empresa, con interacción reducida entre los colaboradores, priorizando los problemas de corto plazo, etc., y nadie tiene aún la última palabra para mantenerla y reforzarla.

En su libro, Remote Work Revolution, la profesora Tsedal Neeley, sugiere para el buen desempeño de los equipos remotos, realizar varias sesiones de arranque del equipo; es decir, repetir a medida que avanza el trabajo, las sesiones iniciales para reforzar los objetivos compartidos, los roles, los recursos disponibles, y las normas de comportamiento. Una analogía con esta propuesta podría ser útil para sostener la cultura organizacional, el significado del trabajo y el sentido de pertenencia de los empleados en trabajo remoto, compartiendo misión y valores, relacionando estos con las decisiones tomadas y las actividades planificadas, pero no una sino varias veces convenientemente espaciadas. Hacer como en la película con Adam Sandler y Drew Barrymore “Como si fuera la primera vez”, recordar y repetir, avanzar recordar, repetir, avanzar…